Archive for the ‘Política’ Category

Presidente inexperiente y débil

diciembre 10, 2010

Este gráfico aparece en la edición de estos momentos de Drudge Report, ilustrando sagazmente la situación en que acaba de quedar el presidente Barack Obama, quien tuvo que negociar con el partido Republicano una extensión del congelamiento de los impuestos por tres años para todos los contribuyentes. El presidente Bush había establecido dicho congelamiento impositivo en 2008 y vence el 31 de diciembre. El partido Demócrata pretendía extender la medida sólo para los contribuyentes con ingresos menores a 250.000 dólares anuales, pero la nueva relación de fuerzas en el congreso impidió a los demócratas salirse con la suya. Sin embargo, el acuerdo de Obama con los republicanos es resistido por gran parte de los legisladores demócratas, dejando en evidencia la debilidad del presidente y su falta de liderazgo. En un hecho que no creo que tenga precedentes, el ex-presidente Clinton tuvo que aparecer hoy al lado de Obama en la sala de prensa de la Casa Blanca para apoyar explícitamente el acuerdo alcanzado con los republicanos.

Algo parecido pasa en el Uruguay, donde nuestro presidente habla mucho y hace poco y además carece del liderazgo necesario para controlar el caos de su partido y de los sindicatos, parte esencial de su partido. ¿Tendrá que ponerse Tabaré Vázquez al lado de Mujica ante la prensa, para apuntalar al desdibujado presidente?

Sin embargo existe una gran diferencia entre ambos países. Mientras que el Uruguay se gobierna desde el Ministerio de Economía, como se queja amargamente el PIT-CNT, Estados Unidos no se puede permitir tener un presidente inexperiente y débil. El mundo tampoco.

Anuncios

Kaos: el presidente se declaró subalterno del Frente Amplio

noviembre 18, 2010

En la vieja comedia televisiva Agente F86  se desarrollaba una lucha sin cuartel entre Control  y  Kaos. En Uruguay también hubo una lucha entre Control y Kaos, que ganó Kaos. Y en el Kaos estamos.

“Frente a la manifiesta y pública intención de anular la Ley de Caducidad difundida por varias fuerzas que integran el Frente Amplio”, el presidente de la República se acaba de declarar subalterno del Frente Amplio y ha decidido “obedecer y acompañar las decisiones” de esa fuerza política para “preservar la unidad y el apoyo al Gobierno”.

A párrafo seguido, el presidente “reafirma enfáticamente su apoyo y acatamiento a las decisiones que tome” el Frente Amplio “que, por la vía procesos electorales inobjetables, lo responsabilizaron de la conducción del Gobierno”.

El presidente Mujica acaba de confesar que el titular del Poder Ejecutivo no es él, sino que es el Frente Amplio. Y que los “procesos electorales inobjetables” así lo confirman. Tal afirmación es totalmente ajena al Artículo 151 de la Constitución que indica que “el Presidente (…) será elegido directamente por el Cuerpo Electoral por mayoría absoluta de votantes”.

Evidentemente, el presidente desconoce el alcance del Artículo 151 de la Constitución y, por efecto dominó, también falle en reconocer y hacer respetar otras órdenes constitucionales ingualmente cruciales:

Artículo 4º.- La soberanía en toda su plenitud existe radicalmente en la Nación, a la que compete el derecho exclusivo de establecer sus leyes, del modo que más adelante se expresará.
Artículo 7º.- Los habitantes de la República tienen derecho a ser protegidos en el goce de su vida, honor, libertad, seguridad, trabajo y propiedad.
Artículo 8º.- Todas las personas son iguales ante la ley, no reconociéndose otra distinción entre ellas sino la de los talentos o las virtudes.
Artículo 148.- El Presidente de la República podrá observar el voto de desaprobación cuando sea pronunciado por menos de dos tercios del total de componentes del Cuerpo.
Artículo 149.- El Poder Ejecutivo será ejercido por el Presidente de la República actuando con el Ministro o Ministros respectivos, o con el Consejo de Ministros
Artículo 168.-  Al Presidente de la República, actuando con el Ministro o Ministros respectivos, o con el Consejo de Ministros, corresponde: 17) Tomar medidas prontas de seguridad en los casos graves e imprevistos…

Gracias a dios el país está protegido por una contínua bonanza internacional como nunca se registró en la historia. Eso hace que prácticamente el país se gobierne solo. ¿Se imaginan ustedes a Mujica gobernando el Uruguay de 2002?

Oposición contundente, se busca

octubre 8, 2010

Frente a la enorme popularidad de Mujica, y al ataque directo de comunistas y sindicatos públicos a su persona y su gestión, aparece la estrategia de ayudar al gobierno desde la discrepancia. Máxime cuando el Poder Ejecutivo, con cintura, acepta propuestas de los adversarios.

Así, se llega a acuerdos en las modificaciones al secreto bancario, en los delegados presidenciales (ahora regionales) y en el pase de vacantes militares a policías para reforzar la seguridad en las calles.

Rechazamos la componenda.

Quien quiera parecerse a la izquierda niega la minusvaloración moral esencial prodigada desde el Frente Amplio a todo lo que provenga de los partidos tradicionales, que tiene raíz cultural y extensión urbana.

La democracia precisa una oposición que marque un rumbo distinto.

Vendrán proyectos nefastos: la anulación de la ley de caducidad; la ley de medios. Se precisa denunciar el incumplimiento de los acuerdos partidarios en la educación pública, tomada por los sindicatos; la incapacidad en la gestión de seguridad pública; la lentitud en los cambios de matriz energética; los monopolios que perjudican a la gente -Antel, Ancap-; la desidia en mejorar la infraestructura -AFE, puerto de Montevideo-; y la inoperancia de los gobiernos montevideano y canario. ¡Vaya si hay oposición para hacer!

La mitad del país no votó a Vázquez ni a Mujica. Intuye que hay otra forma de gestionar la cosa pública, alejada, por cierto, del discurso anticomunista de la guerra fría, pero también del sindicalismo frentista que desconfía del capitalismo.

Quiere modernidad y eficiencia, sin más burocracia, con exigencia de calidad: está muy lejos de delegados presidenciales y alcaldes por doquier. Quiere libertad para vivir su vida privada sin que la estén azuzando para participar en sindicatos, gremios, partidos, etc. Para eso votó en democracia: que se ocupen quienes deben hacerlo, sus representantes.

Inspirado en el artículo titulado “Oposición” por Francisco Faig. “El País”, 02-10-2010.

Argentina dicta nuestra política exterior

septiembre 22, 2010
El gobierno priorizó “el proceso de recuperación de las relaciones con Argentina” al no autorizar el ingreso de un barco de guerra británico al puerto de Montevideo, según le explicó a domicilio el presidente Mujica al embajador del Reino Unido en Uruguay.

La semana pasada, el agregado naval en la embajada británica solicitó el ingreso a puerto de la fragata HMS Gloucester, que debía reponer víveres y combustible antes de llegar a destino en las Islas Malvinas. Según publicó ayer el diario La República, el ingreso contaba con la aprobación del canciller Luis Almagro. Sin embargo, el presidente Mujica no autorizó la solicitud.

El mandatario contó que, ante la “filtración” de la noticia en la prensa, decidió visitar ayer junto a Almagro al embajador británico para explicar que “Uruguay tiene una muy buena relación con el Reino Unido, pero evidentemente Uruguay está en un proceso de recuperación de relaciones con Argentina, por lo que prefirió priorizar eso”.

Ayer en su programa radial, Mujica volvió a dar explicaciones sobre el hecho,  diciendo que Argentina es muy importante para el “turismo”, la “economía” y la “inversión inmobiliaria”, y que además “se está gestando un importante acuerdo que, de concretarse, permitirá la construcción de una planta flotante de regasificación”.

“Son cosas bien concretas, que muerden, que lastiman, que están allí, que son un imperioso mandato construido por la historia pero impuesto por la geografía. Tienen que ver con nuestra relación con Argentina. Y  es bueno, uruguayo, que te detengas un minuto a pensar en estas cosas”, dijo el mandatario.

Y entonces, debido a estas “cosas bien concretas, que muerden, que lastiman, que están allí”, el Uruguay dejó de tener una política exterior autónoma por la que tanto se destacó en el pasado, para pasar a recibir directivas de la cancillería argentina.

Son “gestos”

El diputado Jorge Pozzi, del Nuevo Espacio, dijo que el gobierno uruguayo debe analizar si en el futuro mantiene actitudes favorables a Argentina. “Debemos pensar si mantendremos en el futuro esta actitud, si estamos del lado argentino. Debemos mirar qué gestos Argentina tiene hacia nosotros. Ellos en los últimos tiempos nos han perjudicado dos o tres veces”, indicó Pozzi.

O sea, que la política exterior del Uruguay se limita ahora a hacer buena letra con Argentina para ver si no nos vuelven a cortar el puente, y para que sigan comprando casas en Punta del Este y nos pasen gas en invierno.

Antecedente confuso

Los medios de comunicación hicieron caudal en estos días  del “antecedente” de esta medida, pero lo contaron mal. Por ejemplo, “Ultimas Noticias” dijo que “en 2007, durante el gobierno del presidente Tabaré Vázquez, Uruguay prohibió que recalara en el puerto de Montevideo el destructor HMS Nottingham”. Efectivamente, la administración Vázquez tomó esa medida, pero lo que no dicen los medios es que al comienzo había aprobado el ingreso del HMS Nottingham.

Es que fue el presidente Vázquez el que inauguró la nueva política exterior del Uruguay, como lo comentáramos el 15-12-2007.

“Atraaaasssss”: el lado duro del mostrador

septiembre 9, 2010

El gobierno acaba de enviar al Parlamento su proyecto de Ley de Presupuesto. Y por todos lados llueven, como cada cinco años, reclamos de los sindicatos que agrupan a los funcionarios públicos. Todos quieren ganar más, haciendo lo mismo y, si se puede, algo menos.

La izquierda enfrenta ahora, en el gobierno, los mismos fuegos que antes avivaba en sus tiempos de oposición. Y estos cambios suponen, como todos en la vida, aprendizaje. Desde su llegada al gobierno, la izquierda ha tenido oportunidad de apreciar que no todo lo que se reclama desde la oposición se puede hacer cuando se llega al gobierno.

Una cosa es ponerse al frente de todos los reclamos salariales, provengan de donde provengan, y otra ser quien tiene que financiarlos, viendo que el dinero no da y por más que uno se esfuerce, todos quedarán insatisfechos.

Una cosa es decir que el día en que uno llegue al gobierno va a eliminar las AFAP y a terminar con el sistema previsional mixto. Y otra, bien diferente, ser quien gobierna y ver que el sistema funciona bien, y que por encima de eventuales ajustes y mejoras siempre bienvenidas en cualquier orden, debe ser mantenido y puesto a salvo de fundamentalismos.

Una cosa es despotricar contra la inversión extranjera. Y otra entender que hay que salir a buscarla desesperadamente, con inteligencia y con creatividad, porque el país necesita de ella para crecer y dar empleo y oportunidades.

Una cosa es decir que no hay que privatizar y otra entender, ya en el gobierno nacional o departamental que no sólo no hay que combatir las asociaciones público-privadas, sino que hay que propiciarlas con regímenes claros y eficaces.

Una es ver a los empresarios como malos de la película y otra entender que sin empresarios, como sin trabajadores, no hay país posible.

Una cosa es pararse a señalar con el dedo a los demás por incurrir en actos reñidos con la honradez administrativa y otra comprender que esos comportamientos reprobables existen en todos los gobiernos, y que deben ser siempre reprimidos y castigados con la dureza que merecen, sin creerse el cuento que un partido puede tener el monopolio de la honestidad.

Tomado del artículo “El Otro Lado”. La Columna de Pepe Preguntón. “El País”, 08-09-2010

En la cima del poder

agosto 27, 2010

Es mano derecha de Tabaré Vázquez.

Jugó en puestos claves del primer gobierno del Frente Amplio: operador político de Vázquez en las sombras, zar jurídico del gobierno como Prosecretario de la Presidencia, y Ministro de Relaciones Exteriores.

Mientras tanto, siguió al frente de su estudio jurídico, el cual creció en paralelo y al influjo de su ascendente poder político.

Fue el artífice de la planadora legislativa del período 2005-2010, aquella marea de proyectos de ley votados con manos de yeso por un “Consejo de Estado” autómata, cuyas consecuencias comienzan a verse ahora.

El artículo 76 de una ley del siglo XIX chocaba con disposiciones de otra ley votada en una tarde, y pergeñada por el conductor de la planadora, para salvar al CASMU de la bancarrota. Entonces el zar jurídico, el catedrático grado 5 del Frente Amplio, mandó derogarlo.

Mandó a un senador de la oposición a presentar un proyecto de ley para derogar ese artículo 76. Y el artículo 76 fue derogado. Por unanimidad.

Es que este zar progresista no sólo maneja los hilos de la mayoría automática frentista, sino que también controla a la oposición que aparentemente se quedó sin grados 5.

La derogación del bendito artículo 76 benefició a los Peirano. Que, ahora sabemos, son clientes del estudio jurídico del zar progresista.

Como iban a hablar del tema en el Senado, el zar fue investido senador por dos horas para que se pudiera defender con propiedad. Salvo su ayudante, el que redactó la derogación del artículo 76, casi nadie más habló en la sesión. En los pasillos, Lacalle lo abrazó y le dijo “aca no pasa nada”.

El Frente Amplio está haciendo un simulacro de investigación, pero se vio a sus senadores hacer fila en el hemiciclo para besar el anillo del zar, y ya determinó que no apoyará una investigación legislativa.

Hasta el presidente Mujica se apuró a decir que “nadie es culpable hasta que se demuestre lo contrario” y fue a la casa del zar a solidarizarse con él, declarando que “es un amigo y un compañero. Los amigos se ven cuando las papas queman”

En fin. Cada vez nos parecemos más a la estancia K, y cada vez menos a una república occidental.

Caducidad: la venganza por encima de la república

agosto 17, 2010

La tan discutida ley de Caducidad fue aprobada por una amplia mayoría parlamentaria en diciembre de 1986 y, sometida a un referéndum, la ciudadanía la ratificó el 16 de abril de 1989. Veinte años más tarde, en ocasión de la elección de noviembre de 2009, se volvió a proponer su nulidad y el cuerpo electoral ratificó nuevamente la ley. O sea que no existe norma con mayor legitimidad, formal y sustancial, en la historia de nuestro derecho.

O sea que, jurídicamente, el tema ya no tiene retorno. ¿Con qué autoridad política y moral un grupo de legisladores considera que puede estar por encima de la ciudadanía?

Estamos ante un caso notorio de mesianismo político. De gente que cree que puede pasar por encima de nuestro sistema de instituciones. Y no hay modo de detenerlos en una acción que posee un preocupante furor vengativo.

Como escribió Carlos Maggi hace un tiempo: “Declarar inexistente una ley que se aplicó durante 23 años, anuncia un alto grado de desprecio por las garantías establecidas. Estamos viendo las dictaduras legales que afligen el continente”.

Es que la seguridad jurídica es uno de los derechos humanos fundamentales: no es posible reírse de la cosa juzgada, revivir delitos que ya fueron anulados, desaplicar una ley que ya se aplicó, imponer retroactivamente una ley penal y despreciar los pronunciamientos del Cuerpo Electoral. Es demasiado.

La nueva ley, presuntamente interpretativa, por vía oblicua vuelve a desconocer una decisión del cuerpo electoral al revivir un recurso de nulidad que fue expresamente desechado.

¿Cuál es la diferencia moral entre matar a un guerrillero o asesinar a un civil como el Prof. Acosta Lara? ¿Cuál es la pretendida superioridad ética de secuestrar y torturar a un empresario, juzgado por un tribunal revolucionario sin garantía alguna, sobre la aprehensión y maltrato de un presunto miembro de una organización delictiva?

Todas esas acciones fueron abominables y son parte de un tiempo que el país quiso dejar en el pasado.

Se optó por el perdón y la paz. Para todos y sin distingos. Y así lo sigue diciendo el pueblo.

Tomado del artículo titulado “Mesianismo Revanchista” por Julio María Sanguinetti. “El País”, 15-08-2010

Mujica, el oriental…

agosto 16, 2010

“Atrás de nosotros existe una civilización occidental agresiva que ha definido una forma de democracia que ella cree es la única posible en el mundo, pero no hay un modelo”, dijo Mujica durante su visita de fin de semana a Paraguay. Parece que para nuestro presidente, hay “múltiples modelos porque hay múltiples pueblos, razas, religiones y maneras de pensar”.

Es que Mujica no es occidental. Es un oriental al margen de la “civilización occidental agresiva”. Sin embargo es demócrata él también. ¡Qué caray! Todos somos demócratas al fin y al cabo. De noche todos los gatos son pardos. “En la elección de Bolivia se dijo: un indígena, presidente. Y en la elección de Uruguay se dijo: ­un ex guerrillero, presidente. Y en Paraguay, ­un ex obispo!”, exclamó Mujica.

¿Y en Cuba, Irán y Corea del Norte también habrá democracia? ¡Cómo no! Hay tantas democracias como países, según Mujica. Sin importar el gorila que esté arriba de la jaula.

Ahora bien, el discurso de Mujica precedió al de Evo Morales quien lanzó una largo y espeso vómito contra el Imperio, así que después de todo tal vez nuestro presidente no sea tan abarcativo y poco discriminador al hablar de democracias. Nunca se sabe con Mujica. Como te dice una cosa, te dice la otra. Al final de cuentas, tenía que ponerse a tono con Evo.

El “virrey” Timerman dijo lo que ahora dice que no dijo: “Si contamina, cierro Botnia”

agosto 6, 2010

Ayer comentábamos las arrogantes declaraciones del canciller argentino Timerman en torno a UPM. Apoyándose en el reciente acuerdo con Uruguay sobre el control del río y de UPM, Timerman dijo que “si contamina, cierro Botnia”. Así nomás. Un real decreto del virreinato K.

Anoche al menos los noticieros del 4 y del 12 propalaron los desmentidos de Timerman en “El Espectador” y medios argentinos, pero no se les ocurrió consultar a “La Nación” sobre la veracidad de la información.  Pues bien, hace minutos “La Nación” subió a su sitio web un artículo de su edición de hoy en el  que no sólo confirma sino que transcribe las declaraciones de Timerman. Además el artículo hace caudal de otras declaraciones prepotentes del “virrey”, quien entre otras cosas dijo en una entrevista radial:  “¿Vio? Soy un barrabrava. Acostúmbrese”

El ataque del canciller Timerman a la soberanía uruguaya está confirmado.

“Si contamina, cierro Botnia”

agosto 5, 2010

¿Quién acaba de hacer esa tajante afirmación?
¿Acaso fue el Arq. Jorge Rucks, Director Nacional de Medio Ambiente? No.
¿Habrá sido el Arq. Jorge Patrone, Sub Secretario del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente? No.
¿Fue la Arq. Graciela Muslera, Ministra de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente? No.
¿Tal vez fue el embajador Luis Leonardo Almagro Lemes, Ministro de Relaciones Exteriores? No.
¿Podrían haber sido el senador Luis Alberto Heber, presidente de la Comisión de Medioambiente del Senado, o el presidente de la Comisión de Medioambiente de Diputados (que no tengo el gusto)? No.
¿Los declarantes tal vez hayan sido las máximas jerarquías del gobierno, el vicepresidente Danilo Astori, o el presidente de la República — y negociador personal del acuerdo sobre Botnia — José Mujica? Tampoco.

“Si contamina, cierro Botnia”, es una sentencia del Ministro de Relaciones Exteriores de Argentina, Héctor Timmerman. Un extranjero que, al parecer, no sólo atropella la independencia de Uruguay sino que se erige en una especie de virrey de la Banda Oriental.

Y el virrey Timmerman sostiene que el acuerdo firmado la semana pasada entre Argentina y Uruguay le da el poder de gobernar la Banda Oriental. “Si [Botnia] llega a contaminar, cierro la fábrica”, enfatizó ayer al diario argentino “La Nación”.