Archive for the ‘Laborales’ Category

Los otros mundiales

julio 4, 2010

La pasión competitiva que desata el fútbol en relación con el resto del mundo, rara vez se traslada a otros campos en los que el país también podría destacarse. Quienes sólo aceptan el triunfo en este deporte casi siempre reaccionan con indiferencia o resignación cuando (el país) pierde otros partidos que nada tienen que ver con una pelota.

Pocos se preocupan, en efecto, por el lugar del país en los rankings internacionales que miden la competitividad de su economía, la calidad institucional, su capacidad de atraer inversiones, el clima de negocios, o incluso hasta el conocimiento de sus estudiantes en materias básicas, como matemática o lengua. Mucho menos por la baja proporción de graduados en carreras universitarias o terciarias relacionadas con el potencial productivo del país, la inversión en investigación científica y tecnológica, o el número de patentes anuales de innovaciones.

En estos mundiales no televisados y poco difundidos, daría la impresión de que clasificar de la mitad de la tabla para abajo no tendría mayor importancia.

Aunque estas comparaciones resulten odiosas y seguramente se olviden con cada gol, las políticas para mejorar estos pobres resultados deberían figurar en el fixture posterior al Mundial.

Tomado del artículo titulado “El Mundial que pocos ven” por Néstor Scibona (“La Nación”, 13-06-2010) en que el autor se refiere a Argentina, pero que sus conclusiones podrían aplicarse en buena medida a Uruguay.

Anuncios

Aportes laborales entre los más altos del mundo

octubre 3, 2009

Los trabajadores uruguayos son los que pagan el aporte personal por seguridad social más alto de América Latina. El equivalente al 15% del salario nominal que abonan es, a su vez, el sexto más alto en el mundo, según un relevamiento del BPS de datos de 2007 y 2008.
A nivel mundial sólo cinco países superan la tasa de 15% en los aportes personales, estos son, Eslovenia, Croacia, Holanda, Georgia y Singapur, de acuerdo a un análisis comparado a nivel de regiones titulado “Tasas de aportación personales y patronales al sistema de seguridad social”, elaborado por el economista Martín Naranja Sotelo del Banco de Previsión Social (BPS).
En el caso de los aportes patronales -que en Uruguay son de 7,5%- los empresarios locales tienen las tasas más bajas de la región exceptuando a Chile, Perú y Bolivia, que no cuentan con aporte patronal. En América del Sur, según el estudio de referencia, Brasil es el que tiene los niveles más altos de aportes patronales con una tasa de 20%, lejos de la uruguaya que es de 7,5%.
Ahora, si se suman la tasa de aporte personal y la patronal, en Uruguay el 22,5% lo ubica tercero entre los más altos de América Latina luego de Paraguay en donde suman 23% y Brasil en que la suma de los aportes es de 28%. En el extremo opuesto se encuentra Venezuela (6.75%).
El aporte total de Uruguay tampoco está lejos de ubicarse entre los más altos del mundo. En la comparación mundial Europa es quien tiene, en promedio, las tasas más elevadas (un 24% en el total) mientras que África es la que tiene las más bajas (6,5% en promedio sumados los personales y patronales).
Tomado del artículo titulado “Aporte personal al BPS es de los más altos del mundo” por Lucía Baldomir. “El País”.

Títeres del PIT-CNT en campaña

julio 25, 2009

“Este año la clase obrera (léase el PIT-CNT) está en campaña y no va a permitir que haya un solo voto de los trabajadores y el pueblo para las clases dominantes”, así lo dejó claro el secretario de organización del Pit-Cnt, Marcelo Abdala, durante una movilización realizada el pasado 8 de julio frente al Parlamento. “Nuestro pueblo se juega todo, y la clase obrera organizada (léase el PIT-CNT) va a estar a la altura de sus necesidades”, afirmó Abdala.
En ese sentido la estrategia que definió el Pit-Cnt es concreta: “Durante este año nosotros (léase el PIT-CNT) debemos transitar por un camino que es de agudización de la confrontación por la disputa entre dos proyectos de país”, aseguró el secretario de Organización de la central única.
Abdala establecio claramente su visión de guerra civil entre uruguayos, diciendo que por un lado estará el bloque “que fue desalojado del gobierno por nuevas fuerzas políticas con otras sensibilidades”. Señaló que en el bando opuesto es donde se ubica la clase trabajadora con un “vastísimo y amplio frente de todos los sectores que queremos las transformaciones”.

Gobierno y sindicatos “unidos y adelante”

julio 10, 2009


El martes de noche en TV Ciudad hubo un debate sobre el proyecto de ley de negociaciones laborales que enfrenta la fuerte oposición de las cámaras empresariales que aducen que el proyecto es violatorio de las leyes nacionales y de las normas de la OIT.
Si alguien todavía dudaba de la parcialidad del gobierno izquierdista a favor de los sindicatos en las negociaciones y conflictos laborales, el debate del martes de noche en TV Ciudad dejó al desnudo la cruda realidad.
En la imagen televisiva aparecía el conductor del programa, en el centro de la mesa. A su izquierda, se ubicaba Gonzalo Irrazabal, asesor de la Cámara de Industrias.
A la derecha del conductor, aparecían apretados, en bloque Julio Baraibar, Subsecretario de Trabajo y Seguridad Social, y Marcelo Abdala, Secretario de Organización del PIT-CNT.
Baraibar y Abdala, gobierno y sindicatos, apoyaron los mismos puntos de vista durante todo el programa, como un solo hombre, oponiéndose duramente a todo lo que decía el representante de los empresarios.
Ahi se vio claramente como deben funcionar los Consejos de Salarios y las “negociaciones tripartitas” en la realidad.
Es increible que el Sr. Baraibar, que representa a los contribuyentes, tome posición de manera descarada por una corporación privada.
El nivel de degradación en que ha caído el gobierno progresista es subterráneo.

Azúcar amargo

junio 22, 2009

El tema azucarero en general y en Bella Unión en particular es extremadamente delicado, y exigirá una singular prudencia y pericia en su consideración y eventual modificación, porque el enredo institucional y de precios relativos que ha armado el gobierno alcanza ribetes de delirio.
Raúl Sendic (…) se agravia de la politización de los planteos en torno al conflicto. Es curioso. El tema Bella Unión está totalmente politizado. Empezó a hacerlo el 1º de marzo de 2005 el presidente Vázquez, y no hay otra forma de abordarlo que la netamente política, ya que desde el punto de vista económico y productivo el proyecto carece de lógica. Por lo tanto el tema se politiza primero, cuando se introduce en él al gobierno de Venezuela, cuando se estatiza Calnu, cuando se regalan insumos a los productores, cuando se crea una colonia nueva -la Colonia Sendic- para plantar caña, cuando se establecen precios políticos absolutamente alejados de las realidades económicas, o cuando se resuelve no atender la cuota americana de azúcar. El tema pues está totalmente politizado por el gobierno: por Ancap, por ALUR, por Colonización, por el Ministerio de Industria, por el MGAP, por la Intendencia, por la Junta Local, por el BROU, etc. Y el tema de los cortes de ruta es -no podría ser de otra manera- totalmente político, al punto tal que cualquier decisión que se adopte no será, me temo, una decisión de lógica económica, sino de política pública pura.
El cultivo de caña una vez más ha logrado un rinde bajo, entre 5 y 6 toneladas de azúcar, que es alrededor de la tercera parte de lo que se logra por ejemplo en Brasil. Por esta razón y por los costos mayores en que se incurre en Uruguay, lo que piden los productores por su caña y parece no resultarles suficiente es 520 dólares por tonelada de azúcar en la planta, ($ 12 el kilo) precio que triplica el recibido por un productor de Brasil que logra tres veces más producción y a menores costos. El azúcar de la chacra por el que se paguen 520 dólares deberá luego pasar por la planta industrial en la que trabajan 500 personas, que de hecho son funcionarios públicos, elaborarse, fraccionarse, distribuirse y llegar por ejemplo a Montevideo donde se vende hoy, antes de IVA, a 810 dólares la tonelada ($ 20,5 el kilo IVA incluido).
Tomado del articulo titulado “El amargo conflicto del norte” por Julio Preve Folle. Suplemento “Economía y Mercado”, “El País”, 22-06-2009.

Ataque de apendicitis

mayo 2, 2009

Otro acto del 1º de Mayo. Igual que los anteriores pero con fuertes acentos político-partidarios, en el marco del año electoral. Como siempre, concurrió toda la dirigencia del Frente Amplio, legisladores y ministros del gobierno y, a tono con la época, los precandidatos oficialistas, por lo que la afirmación de un orador de que el PIT-CNT no es “apéndice del gobierno” resultó totalmente ridícula.
De hecho, el acto del PIT-CNT fue un acto electoral del Frente Amplio apenas camuflado con algunas críticas al gobierno. El mensaje de los sindicalistas se concentró en atacar al “abigarrado bloque de poder”, defensor “de los intereses del capitalismo” que procura instalar “otra vez la receta de los 90” y que controla “los grandes medios de comunicación”, y en poner en la vereda de enfrente a “los trabajadores”, los buenos de la película.
A pesar de ciertas críticas al gobierno frentista, concentradas en los reclamos de los empleados públicos, el sindicalismo volvió a plegarse plenamente al oficialismo y a promover electoramente al Frente Amplio para “profundizar los cambios”.

El acto electoral del PIT-CNT fue convenientemente expandido a través de una cadena de radio y televisión autorizada por el gobierno progresista.
En definitiva, el acto del 1º de Mayo volvió a mostrar al sindicalismo abrazado al Frente Amplio, trabajando para promover electoralmente al oficialismo. Más allá de si el PIT-CNT es o no un apéndice del gobierno, es evidente que son votantes cautivos de la izquierda. No tienen a donde ir.

Nación de empleados públicos

abril 1, 2009

En 1905 Uruguay tenía 2% de su población ocupada en un empleo público. Hoy, 104 años después, cerca del 7.5% de los uruguayos trabajan en el Estado.
Decenas de miles de jóvenes ya no siguen el paradigma de ser profesionales y tener una vida holgada. Aspiran a ser funcionarios públicos para estirar su juventud e insertarse en la sociedad aún en desmedro de su libertad, creatividad y desarrollo. A cambio, se refugian en las seguridades del sueldo, los beneficios y la inamovilidad, según varios especialistas consultados.
Concursos multitudinarios
En agosto de 2006, para cubrir 352 puestos en el Banco República (BROU) y el Banco de Seguros acudieron más de 40.000 jóvenes entre 18 y 26 años. Similar convocatoria había tenido en abril del mismo año un llamado de la aseguradora estatal para cubrir 18 cargos de suplente de Ayudante de Lavadero, remunerados con $13.925 nominales.
En agosto de 2007, la convocatoria del Banco de Previsión Social para cubrir 400 cargos de auxiliares administrativos reunió a 87.572 postulantes.
La avalancha continúa en las últimas semanas ya que 11.850 personas se presentaron para 33 cargos en la Aduana, por ejemplo. Por estos días los teléfonos del Senado se vieron saturados porque cientos de interesados en emplearse allí llamaron para inscribirse en un concurso aún no convocado, sólo porque esa rama parlamentaria publicó en su web las reglas generales para un futuro ingreso.
Son épicos los concursos convocados por la Intendencia de Montevideo. En la administración Vázquez el sorteo para ocupar cargos en el sector limpieza convocó a tantos aspirantes (28.000) que debió hacerse en el Estadio Centenario. En 2008 más de 40.000 personas se anotaron para concursar por no más de 40 cargos en la IMM y casi 30.000 se anotaron para una treintena de cargos en la Junta Departamental.
La pesada herencia del batllismo
Es sociólogo Gustavo Leal opinó que “el centro del tema es que, en el Uruguay, el valor de la seguridad en el trabajo está atado al Estado, como tema conceptual, porque hay una matriz muy fuerte en la sociedad uruguaya que ubica la estabilidad laboral en el Estado”.
Según el sociólogo, dicha matriz tiene raíces en “la construcción del Estado con José Batlle y Ordóñez” y en la instalación de un “imaginario uruguayo” que asocia al aparato estatal con la generación de “seguridad” y que tiene su orígen en Luis Batlle Berres, que fue presidente de Uruguay entre 1947 y 1951, y que integró el gobierno colegiado colorado entre 1955 y 1959.
Según un estudio realizado por Bertino y García Repetto del Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas, cuando Batlle Berres empezó a tallar fuerte en la política uruguaya en 1942, siendo presidente de la Cámara de Diputados, el número de funcionarios se duplicó (4% de la población) respecto a los registros de 1905.
Cuando comenzó su mandato como presidente, el porcentaje estuvo en poco más de 6% y en 1955 superó el 7% del total de la población, un nivel similar al que se registró en 1995.
Según las estimaciones actuales existen entre 230.000 y 240.000 empleados del Estado, y la población es de poco más de 3.300.000 habitantes, con lo cual el porcentaje de empleados públicos se ubica entre 7% y 7.3%.
Los mayores picos de cantidad de funcionarios en relación a la población se dieron en 1971 durante el gobierno del también colorado Jorge Pacheco Areco y en 1983, durante la dictadura militar, con más del 8%.
Sueldos iniciales altos, mediocridad después
Según el psicólgo Tommy Wittke, a excepción de las de las multinacionales radicadas en Uruguay, la mayoría de las empresas privadas ofrecen sueldos inferiores a los estatales. Wittke señaló que los jóvenes hacen una “ecuación costo beneficio” a la hora de decidirse entre lo privado y lo público. Explicó que buscan un empleo estatal que a largo plazo es peor pago que uno privado.
Luego, agregó, “transitan esa larga juventud allí”, en lugares que, en su mayoría, “dejan poco margen de acción o de libertad en la toma de decisiones” y son “menos reconocidos socialmente”, pero realizan “su proyecto de vida centrado fuera del trabajo”.
Tomado del artículo titulado “Miles de jóvenes pretenden un empleo público porque prefieren seguridad en lugar de libertad y desarrollo creativo”. “Búsqueda”, 19-02-2009, pag. 48.

“La mano en la canilla”

marzo 26, 2009

La leche comenzó a faltar ayer por la tarde como consecuencia de la suspensión por 15 días de un trabajador afiliado al sindicato de Conaprole.
Si.. si… leyó bien. En Conaprole suspendieron a un tipo del sindicato, y el sindicato cortó el abastecimiento de leche a todo Montevideo y varias zonas del interior. Asi nomás. De una.
“Tenemos la mano en la canilla”, amenazó en “Ultimas Noticias” el dirigente sindical Roberto Galli, asegurando que la empresa se valió de un episodio “banal” para adoptar una sanción grave contra el funcionario. O sea que el sindicato “cerró la canilla” de leche a la población por un episodio sin importancia. Solamente para dejar en claro que “la canilla” la maneja el sindicato, no la empresa.
El sindicato de Conaprole es un sindicato radical con una larga historia de conflictos que siempre terminan atacando a los consumidores. Por su parte, Conaprole vuelve a mostrar que en estas circunstancias es incapaz de controlar sus propiedades, de defender sus mercados y de proteger a sus consumidores.
Es como Cutcsa (otra cooperativa, oh casualidad). Cuando estalla un conflicto en estas empresas inmediatamente se castiga a los consumidores, mientras los empresarios ni dan la cara ni toman medidas drásticas para asegurar servicios que son esenciales y que además están subsidiados por los consumidores y son oligopólicos.

Fascismo progresista

marzo 13, 2009

El Pit-Cnt prepara una masiva movilización en todo el país que denominará “El éxodo del pueblo oriental”; será en los primeros días de junio con contenido netamente político. El objetivo de la central sindical es montar un gran acto para recordarles a todos los trabajadores la gestión de Luis Alberto Lacalle (1990-1995). El secretario de Organización del Pit-Cnt, Marcelo Abdala, dijo a “Ultimas Noticias” que la intención del movimiento sindical es coordinar caravanas desde todos los pueblos del país y que confluyan en Montevideo. “Vamos a organizar caravanas desde Bella Unión hasta Montevideo para que toda la masa de trabajadores se concentre en la capital y realizar un acto con tres objetivos: recordar lo que fue la década de los 90, hacer campaña para anular la ley de impunidad (Caducidad) y difundir nuestro programa aprobado por el Congreso del Pit-Cnt”.
En la reunión del ejecutivo del Pit-Cnt se decidió que las movilizaciones de los trabajadores en este año son fundamentales para evitar que los partidos políticos tradicionales vuelvan al poder. Entendieron que si eso sucede sería un retroceso para toda la clase trabajadora y un ajuste de cuentas con el movimiento sindical por la cantidad de logros y conquistas alcanzados durante el gobierno del presidente Tabaré Vázquez.
Semanas atrás, el dirigente Marcelo Abdala dijo a este medio que en el 2009 van a estar en juego dos proyectos de país: “El que representa a la clase trabajadora y el que buscan imponer los partidos tradicionales”.
“Nosotros vamos a operar a los efectos de lograr la continuidad en la profundización de los cambios, no convocando a un partido concreto, pero sí sabiendo que nuestra experiencia nos dice que los partidos tradicionales implicarían un retroceso al neoliberalismo y a la situación de los 90, cuando estaba el gobierno de Lacalle”, dijo Abdala.
Fascismo progresista: gobierno, partido, corporaciones
De esta manera, el sindicalismo muestra su eterna subordinación a la acción política del Frente Amplio, al mejor estilo del peronismo, del fascismo, y movimientos totalitarios similares. El fascismo progresista, en este caso, resulta de la simbiosis del gobierno, el partido oficialista y las corporaciones sindicales. Por un lado, el gobierno progresista -sostenido por la acción confiscatoria del IRPF, el IVA y el impuesto inflacionario que recae sobre toda la población- sirve en forma preferencial a las corporaciones sindicales. Por otro lado, los sindicatos devuelven los favores convirtiéndose en un brazo de la estrategia del partido oficialista: mantenerse en el poder.

Asi funcionan los consejos de salarios

marzo 2, 2009

El director adjunto de Trabajo, Nelson Loustanou, dijo a “El País” que el sector empresarial del grupo de la madera (en particular el subgrupo 06, de la celulosa y el papel) y de la ganadería (grupo 23) habían solicitado la revisión de los convenios salariales argumentando dificultades por la crisis financiera internacional.
Sin embargo, el MTSS no dio curso al planteo de los empresarios pues en sus reclamos no incluyeron la documentación que validara sus argumentos, dijo Loustanou. La cláusula de salvaguarda incorporada en todos los decretos salariales, tras la negociación del año pasado, prevé la convocatoria a las partes a renegociar los ajustes si el escenario de alguna de ellas cambia sustancialmente. Para que el llamado ocurra, el solicitante deberá presentar documentos que demuestren la variación en las condiciones de la empresa, la cámara patronal o de los trabajadores.
Empresas sin control de sus recursos
Los consejos de salarios de hecho quitan a las empresas el control de sus recursos y restringen la propiedad privada y la libertad de los negocios. También limitan y distorsionan el mercado de trabajo, creando condiciones artificiales para los trabajadores que tienen trabajo y dificultando las espectativas de los que quieren trabajar.
Los consejos de salarios intervienen perniciosamente en los contratos de trabajo y, por esa vía, en los negocios de las empresas, creando rigideces que se hace patentes en los momentos de crisis.Cuando se acerca la crisis mundial a Uruguay y las empresas necesitan maximizar su competitividad para sostener su actividad, deben pedir permiso al Ministerio de Trabajo para gerenciar su mano de obra y reestructurar sus costos.
Socialismo puro y duro que va a costarle muy caro al país, tarde o temprano.