Son un desastre

El Cilindro no poseía cobertura de seguros. Tampoco contaba con habilitación de Bomberos, aunque esta información no ha sido oficialmente confirmada. Es que en la Intendencia Municipal de Montevideo, el dueño del Cilindro, no saben. El secretario general de la Intendencia, Ricardo Prato, dijo no poder informar con precisión este punto.

Son un desastre pero tienen suerte. Lo que pudo haber sido una tragedia 100 veces mayor que la del boliche Cromagnon en Buenos Aires, pasó después de las elecciones, cuando el Cilindro estaba vacío.

¿Van a rodar cabezas? No lo creo. Y, además, ¿de qué serviría?. Si no gobiernan con la cabeza.


A %d blogueros les gusta esto: