Mr. Pasto quiere crecer

Jorge Larrañaga está llorando de nuevo porque no lo dejan crecer. Otra vez  se queja del ex presidente Lacalle a quien trató recientemente de “ombú”. Usando su reconocida sutileza para el sentido figurado, Larrañaga dijo el otro día  que “el Partido no debe tener, ni va a tener una suerte de tapón llamado Lacalle“, para luego afirmar que “no vamos a permitir que desde el Directorio se aplique una suerte de política de ombú que no deja que a su alrededor crezca ni el pasto“.  Mientras tanto, el  “yuyo” Eber da Rosa apuntaló a Mr. Pasto diciendo que las críticas respetuosas “hay que aceptarlas”.

Mr. Pasto, quien desde hace mucho no se le cae una sola crítica para el “Pepe” Mujica (mucho menos tratarlo de “arbol” o “tapón”) sino que comparte con él periódicas mateadas y asados,  dijo también que el ”Partido Nacional se merece una autocrítica”.


A %d blogueros les gusta esto: