Historia adulterada, memoria frágil

Después de varios años en los que mantuvo en su sitio de internet la emblemática foto de los cuatro soldados que fueron asesinados por los tupamaros el 18 de mayo de 1972, el Ejército resolvió “descolgarla” para que no se crea que sólo piensa en el pasado reciente, explicaron fuentes militares a “Búsqueda”.

La imagen de los cuerpos ensangrentados de los soldados de primera Ramón Ferreira Escobal, Osiris Núñez Silva, Saúl Correa Díaz y Gaudencio Núñez Santiago, era el eje de esa página, bajo la leyenda “Soldados caídos en cumplimiento del deber”. Debajo de la foto estaba escrito “Vencieron con su abnegación a la indiferencia. Con su dignidad a la corrupción. Con su sacrificio a la violencia. Con sus ideales a la traición”.

La foto es el testimonio de una de las acciones más violentas de los tupamaros durante su período de acción guerrillera (1963-72).  En mayo de 2000, Líber Seregni opinó que la muerte de los soldados fue un “inexplicable asesinato”. Sin embargo, años más tarde el documento fue objeto de controversias cuando, durante una visita  a Naciones Unidas, el presidente Vázquez ordenó en setiembre de 2005 que se descolgara una copia de la foto del despacho de un agregado militar uruguayo.

Durante estos años se siguió “depurando” el sitio web del Ejército de toda referencia enfrentada a la historia oficial progresista. Ahora le tocó el turno al famoso registro fotográfico de la saña asesina de los tupamaros. Por suerte, y gracias a la maravillosa herramienta “WayBackMachine”, la página suprimida del sitio web  del  Ejército puede verse aquí, al igual que varias otras páginas de ese sitio archivadas en esa base de datos.

Cartel del acto del Obelisco

La Intendente Interina Hyara Rodríguez, junto a Mauricio Rosencof, presentaron recientemente el cartel que encabezó el acto del 27 de noviembre de 1983, realizado en el Obelisco. El acto fue una iniciativa de los Partidos Colorado, Nacional y Unión Cívica, que resolvieron sumar a la convocatoria a los frentistas y de ese modo “desproscribirlos” de hecho, si cabe la expresión. Así se entendió políticamente. Fue un acto de desafío con el cual se volvió a ganar metros en aquella difícil carrera por el espacio democrático.

Ahora resulta que el Frente Amplio es poco menos que dueño del episodio y se hace un acto con el cartel recuperado, sin la presencia de las figuras principales de la ocasión. El Dr. Gonzalo Aguirre fue un de los redactores de la histórica proclama, por ejemplo. ¿Por qué no se le invitó a hablar? Nadie más indicado en todo caso. Quienes no estuvieron ni tuvieron participación alguna fueron los que ahora oficiaron de dueños del acto.

Todos los días asistimos a episodios de esta naturaleza. Se está queriendo reescribir la historia al modo stalinista. Hay una confiscación del pasado. Es realmente escandaloso pero resulta muy difícil enfrentar el peso gubernamental que se echa detrás de esta pretensión. Tan grave es el tema que muchos jóvenes lo creen de buena fe, porque no tienen idea de cómo fueron los episodios y simplemente actúan en función de narrativas totalmente reñidas con la realidad.

Basado en los artículos “El Ejército quitó de Internet la foto de cuatro soldados muertos por tupamaros el 18 de mayo de 1972”; “Búsqueda”, 01-07-2010, pag. 10; y  “Confiscación de la historia”. Sin firma. “Correo de los Viernes”, 02-07-2010.


A %d blogueros les gusta esto: