Mujica, lo barato sale caro…

… decía mi abuelito.

Mujica está preocupado por defender la imagen de Chávez y de ANCAP, al mismo tiempo.  Para ello usó su espacio radial para elogiar la financiación que ofrece el régimen chavista al ente petrolero estatal. También nos dijo Mujica que los bancos uruguayos son malos por las exigencias de garantías que solicitan a sus clientes más chicos, y que Chávez es mucho más bueno porque presta “a un 2 % anual y con largos plazos” y a sola firma (de Mujica).

A esta altura me pregunto por qué, si los créditos de Chávez son tan ventajosos y baratos, no los ofrece el banco  Bandes (que también es de Chávez).

“Nuestra gran preocupación es cómo conseguir dinero barato para prestarle a este conjunto de empresas… nunca hemos tenido un crédito tan ventajoso con estas tasas…”, siguió voceando el presidente en su audición radial. Incluso desafió a que si “alguien en Uruguay puede conseguir algo parecido, por favor que no vacile, que nos ayude”.

Aca hago otro alto y me pregunto: ¿Por qué  Chávez no presta “a un 2 % anual y con largos plazos” a los pobres venezolanos que están pasando una malaria tremenda, que ni luz tienen (aunque nadan en petróleo) y que se tienen que bañar salteado para ahorrar agua?

“Ancap heredó del 2004 un pasivo de 265 millones de dólares, que consistía en créditos de corto plazo y caros, con respecto a las tasas que había que pagar”,  declaró el presidente haciendo referencia a la ya lejana, pero aún mentada,  “herencia maldita”.

Pues bien, la “herencia” actual de ANCAP asciende a más de 600 millones de deudas. ¡Vaya si creció la “herencia” durante el régimen progresista!

El Frente Amplio dijo siempre que ANCAP era “de los uruguayos” y que no se pedía vender o privatizar. ¡Pero si ANCAP está entregada a Chávez al 2% anual!

Sr. Mujica, ¿está dispuesto a vender al Uruguay al 2% anual? ¿O por un tablero electrónico nuevo para el Estadio Centenario? (porque el que ya nos regaló Chávez funciona como la cara de él).

Ser socio de un mandamás  que aplasta diariamente a los venezolanos, violando los derechos más elementales, que promueve el terrorismo internacional, le va a salir muy caro a Uruguay. Muchísimo más que el 2% anual.


A %d blogueros les gusta esto: