El cuento del escarabajo

La “noticia” de que nuestro presidente tiene como único patrimonio un automóvil VW “escarabajo” 1987 da la vuelta al mundo. El autito está valuado en 1.875 dólares, un precio exorbitante para una lata como esa, sólo posible en nuestro mercadado automotor. Por lo tanto, bien podría decirse que Mujica no tiene nada.

Sin embargo, todos sabemos que eso no es así. Es un verso muy en consonancia con el estilo de Mujica y los tupamaros. Cultivan esa imágen de excluídos del sistema, de anticapitalistas desprolijos. Son anticapitalistas y desprolijos. No usan corbata y todo eso.

Pero detrás de esa fachada hay personas que han hecho lo suyo.

Mujica y su señora, Lucía Topolanski, son una unidad familiar desde hace muchos años. Por lo tanto su patrimonio es único. Sus recientes declaraciones separadas hay que sumarlas.

Entre ambos tienen 25 años como legisladores. Sin contar todas las prerrogativas, sobresueldos y demás guilles, un legislador gana unos 4.000 dólares mensuales. Por lo tanto, José Mujica y Lucía Topolanski, en conjunto recibieron ingresos por unos 1:200.000 dólares entre 1995 y 2010 (Mujica fue legislador entre 1995 y 2010 y Topolanski es legisladora desde 2000).

Con la vida frugal que ellos dicen que llevan, sin cuentas bancarias ni crédito y viviendo en la periferia de Montevideo, deberían haber acumulado al menos la mitad de esos ingresos o unos 600.000 dólares, desde 1995.

La chacra de la que el matrimonio es dueño debe ser un establecimiento próspero que arroja ganancias que no han sido reveladas. Sólo a modo de ejemplo, recordemos que durante la pasada campaña electoral el candidato Mujica mostró en reiteradas oportunidades como trabajaba en su campo. En más de una oportunidad se lo vió manejando un tractor (o maquinaria agrícola similar) Massey Ferguson que seguramente vale muchas veces más que su “escarabajo”.

En otra oportunidad, todo el país lo vio explicándole a un notero de televisión las características de una gigantesca pileta de riego importada de Nueva Zelanda que había instalado. Un equipamiento harto inusual en la zona chacarera donde Mujica está instalado, que él mismo tasó en unos 12.000 dólares durante la nota.

Sin ir más lejos, el otro día Mujica dijo en televisión que va a ser el primer productor de electricidad de su zona. Aprovechando el decreto que así lo permite, va a incorporar molinos para producir electricidad en su establecimiento. Es sabido que esa tecnología es muy polémica a la hora de calcular sus réditos ya que es muy cara.

Por lo tanto, a nosotros nos nos vengan con ese tango.


A %d blogueros les gusta esto: