Basta de discursos. A trabajar.

“Esta empresa (ANCAP) no es propiedad de ustedes, es del pueblo uruguayo, nunca pierdan esa perspectiva; todos ustedes son suplantables. “Ustedes no están para servirse, están para servir”, le dijo el presidente Mujica a los boquiabiertos funcionarios de ANCAP.

!Muy bien! !Apoyado!  Pero, presidente, cuándo vamos a empezar a actuar para poner a nuestros servidores, que viven de nuestros impuestos, en su lugar? ¿Cuándo va a terminar la hora de los discursos y va a comenzar el tiempo de la acción?

Que no pase, presidente, lo que está pasando con el dólar.  ¿Se acuerda cuando era ministro de Ganadería? El 28/10/2005 usted amenazó con renunciar al ministerio. “Mi paciencia no es infinita” dijo entonces, opinando que con un dólar por debajo de los $22 se hipoteca el esfuerzo productivo del país.

¿Y presidente? ¿Para cuándo? Los funcionarios públicos y el dólar son sólo dos perlas. Usted y todos nosotros sabemos que hay muchas más perlas en el collar. A trabajar.


A %d blogueros les gusta esto: