Subordinados

Finalmente Mujica votó a Kirchner para la presidencia de la Unasur, un organismo que ni siquiera ha sido ratificado por Uruguay y que por lo tanto no existe.

Kirchner es el ideólogo y el promotor de la agresión a Uruguay mediante el corte permanente del puente Fray Bentos – Puerto Unzué, y los cortes intermitentes de los demás puentes sobre el río Uruguay.

Esa medida, declarada ilegal por un panel del Mercosur, es un acto de guerra que Argentina sólo se anima a tomar con Uruguay. Ni siquiera se rompieron relaciones. El presidente Vázquez apenas había vetado la nominación de Kirchner como represalia. Ahora Mujica revierte la decisión de su antecesor y subordina aún más a Uruguay a la voluntad argentina.


A %d blogueros les gusta esto: