¿Qué reservas?

Contablemente, el BCU tiene activos de reservas por algo más de U$s 8.000 millones. Sin embargo, el entusiasmo de quienes quieren echar mano a las reservas debería enfriarse rápidamente porque en realidad dichas reservas no constituyen ningún ahorro genuino, sino que reflejan un manejo de pasivos por parte de las autoridades económicas en los últimos años.
En los últimos años, Uruguay nunca tuvo un superávit fiscal relevante, a pesar del exuberante crecimiento que tuvo la recaudación impositiva como consecuencia del alto nivel de actividad, ya que el anterior gobierno se dedicó a gastar absolutamente todo lo que ingresaba y más.
No hay un sólo dólar en las reservas del BCU que se haya comprado con esfuerzo fiscal genuino, eso es indiscutible.
De entrada, hay que bajar de los activos de reserva unos U$S 2.400 millones que representan los depósitos de encaje que los bancos comerciales tienen en el BCU, y que obviamente no son de la autoridad monetaria.
También hay que tener en cuenta que en el proceso de “acumular” activos de reserva, el BCU emitió más de $ 100.000 millones de Letras de Regulación Monetaria (LRM), equivalentes a U$S 5.000 millones. Dado que nunca hubo superávit fiscal genuino, la compra de dólares por parte del BCU en el mercado se financió con la emisión de LRM , a un costo cuasifiscal enorme para la autoridad monetaria.
La simple consideración de estos dos factores, reduce los U$S 8.000 millones de reservas a algo así como U$S 600 millones.
Lo que el BCU tiene es “caja”, conseguida a base de acumular deuda en moneda extranjera y en moneda nacional, pero no “patrimonio” que se pueda transformar en otro tipo de capital (vías férreas, puertos, o escuelas de tiempo completo).
Por lo tanto, la discusión respecto a si se pueden usar las reservas del BCU para los fines que el presidente Mujica ha planteado, es totalmente equivocada, porque parte de una premisa errónea, que es que las reservas son “capital”, cuando en realidad lo que son es “caja”, cuya contrapartida son pasivos prácticamente equivalentes.
La discusión respecto a usar las reservas para financiar proyectos de inversión, además es totalmente irrelevante en la práctica, ya que el país podría colocar sin problemas deuda a 30 años de plazo en los mercados internacionales a menos del 7% en dólares por montos significativos, e incluso la pregunta que cabe realizarse es por qué ello ya no se hizo.
Tomado del artículo titulado “El uso de las reservas. ¿Qué reservas?” por Michele Santo. “Búsqueda”, 25-03-2010, pag. 2. (la negrita es nuestra)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: