Archive for 30 junio 2009

El 27 de junio recordamos el 9 de febrero

junio 30, 2009


El sábado 27 se cumplieron 36 años del Decreto 464/973, del 27 de junio de 1973, por el que se dispuso la disolución del Parlamento, sustituido por un Consejo de Estado, y de las Juntas Departamentales, reemplazadas por Juntas de Vecinos.
Frecuentemente, se evoca el 27 de junio de 1973 como la fecha del golpe de Estado, pero casi con la misma frecuencia se olvida que antes de ese golpe de estado hubo un golpe militar varios meses antes, en febrero de 1973. Y ese fue el golpe sustancial, porque fue el que desplazó el poder desde el sistema político hacia los mandos militares.
Desde luego: el olvido no es inocente, sino deliberado. Y lo es porque esa ocasión puso de manifiesto el oportunismo y el nulo compromiso con la institucionalidad democrática de quienes hoy rasgan sus vestiduras como adalides de la democracia.
Concretamente, la izquierda uruguaya –toda ella, con la honrosa excepción del Dr. Carlos Quijano, director de “Marcha”– en febrero de 1973 pretendió subirse al carro de los militares golpistas, imaginando un régimen cívico-militar “progresista”, del que serían parte sustancial. Para la izquierda, en ocasión del verdadero golpe militar, la cuestión no era democracia o dictadura sino, como ellos lo planteaban, “oligarquía o pueblo”.
Para no olvidarlo, vale la pena transcribir algunos pasajes del editorial del diario “El Popular” –vocero del comunismo– del día 11 de febrero de 1973, acerca de los Comunicados 4 y 7 de los mandos militares insurrectos, verdaderos manifiestos golpistas.
“El país necesita cambios, el pueblo quiere cambios”, iniciaba su editorial el diario comunista, mientras las FFAA se llevaban por delante la institucionalidad y desconocían al mando superior. Y agregaba esta joyita, que podría haber sido pronunciada por cualquier integrante de la dictadura: “Es lo que no quieren entender quienes por los intereses que defienden o por pensar atenidos a viejos esquemas pretenden que todo puede seguir igual…”. Cualquier similitud con opiniones del hoy encarcelado Teniente General Gregorio Álvarez, no es pura coincidencia. De hecho, Álvarez era visualizado con simpatía por toda la prensa frenteamplista.
Más adelante, el extenso editorial señalaba: “Nosotros hemos dicho que el problema no es entre poder civil y poder militar, que la divisoria es entre oligarquía y pueblo, y que dentro de éste caben indudablemente todos los militares patriotas que estén con la causa del pueblo, para terminar con el dominio de la rosca oligárquica”. Y a continuación, los comunistas pasan a explicar “por qué nos parece, en general, positivo el documento de las Fuerzas Armadas”.
El editorial agregaba que “estamos seguros que la conciencia de la clase obrera hará posible que por encima del error, avance la comprensión mutua entre los trabajadores y las Fuerzas Armadas, en la trascendente tarea de buscar los mejores caminos para salvar la patria en la grave encrucijada que se encuentra”.
Tanto buscaron la comprensión mutua, que la CNT propuso al general Álvarez y a los coroneles Trabal y Martínez Levaggi llevar a cabo un paro general de adhesión a la insurrección militar. La medida –que había sido entusiastamente aceptada por los oficiales mencionados– finalmente fue desactivada ante la oposición decidida de Bordaberry –ya entregado a los golpistas– y los militares más anticomunistas, encabezados por los generales Cristi y Zubía.
Meses más tarde, la torta se dio vuelta y quienes intentaban subirse al carro del golpismo, fueron bajados de éste. Pero no se bajaron por convicción democrática y lealtad a las instituciones, sino –apenas– porque no los dejaron participar, tal como era su deseo.
Tomado del artículo titulado “Antes del 27 de junio estuvo el 9 de febrero”. “Correo de los Viernes”, 26-06-2009.

Anuncios

Fórmula secreta

junio 29, 2009

La fórmula del Frente Amplio es como la fórmula de la Coca Cola: existe y es buenísima, pero es secreta.
Si le gusta la Coca, pero quiere agregar calorías para combatir el frío clima que nos acompaña, mándese unos ñoquis que hoy es 29.

Una esperanza…

junio 29, 2009

Anoche el Partido Nacional abrió una puerta de esperanza para que el país pueda retomar una senda de progreso, por un terreno de respeto a la Constitución y la ley, a los derechos individuales,sin sobeberbia ni arbitrariedades desde el poder.
Por ahora es sólo una esperanza. El tiempo dirá hacia dónde se orientará la campaña electoral.

El oráculo de Artigas

junio 28, 2009

Solo con su alma y a pocos meses de abandonar el poder, el presidente Vázquez ha decidido, en forma unilateral, que los restos del general Artigas deben ser sacados cuanto antes del frío mausoleo de Plaza Independencia y trasladados sin demora al viejo Palacio Estévez. Nadie como el primer mandatario para interpretar lo que hubiese querido y lo que no el Jefe de los Orientales. Nadie como él para narrarnos el dolor que hubiera sentido el Protector de los Pueblos Libres al advertir que sus cenizas descansaban en una obra levantada por un gobierno de facto. Nadie como él.
No es necesario consultar al pueblo. Ni tampoco a los demás líderes políticos. Basta con la voluntad de Vázquez, al que uno ya supone dialogando imaginariamente con el Padre de la Patria mientras espera, en algunas de sus habituales jornada de pesca, que algún pez muerda su carnada. Habrá que esperar más medidas, porque el presidente no se quedará acá.
¿Cómo se sentiría Artigas si supiera que su pueblo no puede salir a la calle por temor a ser atacado por delincuentes? ¿Qué diría si supiera que, en suelo oriental, los delincuentes tienen más derechos que las personas de bien? ¿Qué hará el señor presidente para evitar que esto siga sucediendo, para vergüenza del Padre de la Patria?
¿Qué pensaría el Jefe de los Orientales si viera que en su tierra hay niños que piden en los semáforos en medio del frío y la lluvia, a la vista y paciencia de funcionarios que mencionan a Artigas pero que no muestran “clemencia” por estos menores, a los que se empuja al delito y la marginalidad? Finalmente, después de cuatro años y medio de mirar para el costado con este tema, ¿qué hará el presidente para ser fiel al legado de Artigas?
¿Cómo se sentiría Artigas, que pregonaba la necesidad de que los orientales fueran “tan ilustrados como valientes”, al escuchar a precandidatos y funcionarios de izquierda que no sólo hablan, sino que piensan con faltas de ortografía y que han institucionalizado la palabrota y apostado, desde el poder, a la incultura y la terrajez?
¿Qué diría Artigas si viera a los gobiernos del Río de la Plata enfrentados ferozmente y sin atisbos de reconciliación? ¿Cómo se sentiría ese hombre al ver que hay puentes cortados, entrerrianos enfrentados con orientales y gobernantes que han olvidado su legado y no han sido capaces de construir la paz? ¿Qué hará Vázquez, ahora que se apresta a asumir la Presidencia del Mercosur, para consagrar la integración de los pueblos como quería Artigas?
¿Qué diría, finalmente, Artigas, si viera que sus cenizas las cambia de lugar un mandatario que, a la hora de darse un gusto, olvida que su autoridad emana del pueblo, y cesa ante el soberano?
¿Qué seguirá? ¿Destruirán los accesos a Montevideo porque los hizo la dictadura? Sería muy bueno que en el Uruguay se crearan menos comisiones para celebrar bicentenarios y se formaran más grupos de trabajo para proyectar los próximos diez, veinte o cincuenta años del porvenir. Y que los gobernantes se preocuparan menos de las cenizas de los próceres y de destruir todo lo que hicieron sus antecesores, y más de crear futuro. Que para eso se los elige. ¿O no?
Tomado de la columna titulada “Artigas y el retrovisor”. “La columna de pepe preguntón”, “El País”, 24-06-2009.

La inequidad social es peor ahora que en 1981

junio 27, 2009

En 1981 faltaban aún cuatro años para que la dictadura militar terminara. En ese momento de “neoliberalismo verde”, la quinta parte más rica de la población se quedaba con el 49.1% de los ingresos; y la quinta parte más pobre, con el 4.9%. El 45% restante se distribuía entre la clase media.
Luego vinieron, según la jerga del Frente Amplio, los “neoliberalismos democráticos”, la “derecha”, las “clases dominantes” y todos los diablos. La distribución del ingreso fue un poco más equitativa. Por ejemplo, en 1987, el 20% más rico acaparaba el 46.5% de los ingresos, el 20% más pobre llevaba el 5.6% y la clase media el 47.9%. En 1994, el 20% más rico tenía el 47.5%, el 20% más pobre el 5.3% y la clase media el 47.2%.
En 2005 llegó “el fin del neoliberalismo”, la “izquierda”, el “progresismo” y todos los santos. Ahora sí habría “equidad”. Ahora sí la sociedad sería más “solidaria”. Ahora sí, con la intervención de un Estado “sensible a los intereses populares”, los pobres serían menos pobres y los ricos serían menos ricos. La “justicia social”, por fin, había llegado a esta tierra de “explotados y explotadores”.
¿Cómo, pues, evolucionó la distribución del ingreso en el Uruguay que había resuelto “acabar con el neoliberalismo” y “enterrar de una vez y para siempre a la derecha regrógrada y egoista”?
De acuerdo con datos oficiales, evolucionó así: en 2006, el 20% más rico concentró el 50.6% de los ingresos, el 20% más pobre el 4.8% y la clase media el 44.6%. En 2007, los más ricos se quedaron con el 51.1%, los más pobres con el 4.7% y la clase media con el 44.2%. Y durante 2008, las cifras fueron 49.8%, 4.9% y 45.3%, respectivamente.
El pico de mayor inequidad se registró justo cuando estaba el gobierno democrático “de izquierda”, el cual sigue proclamando que bajó “sustancialmente” las desigualdades. No bajó nada. En todo caso, hubo un poco más de desigualdad que la que ya existía cuando gobernaban los “malos”.
Tomado del artículo titulado “Versos” por Claudio Paolillo. “Búsqueda”, 18-06-2009, pag. 12.

El progresismo desprecia el Derecho

junio 26, 2009

El presidente de la república, Dr. Tabaré Vázquez, ha anunciado su propósito de trasladar los restos de José Artigas desde el mausoleo donde actualmente se encuentran, a la antigua Casa de Gobierno donde tiene su sede el Museo de la Presidencia.
El presidente no convocó a los líderes de los partidos políticos para proponerles la idea, ni remitió un proyecto de ley al Parlamento para que en ese ámbito, plural y representativo por excelencia, se la considere.
No. El presidente parece creer que él tiene la autoridad necesaria y suficiente para resolver por sí sólo, sin consultar a nadie, dónde han de reposar las cenizas del hombre que encarnó a la patria.
Sus asesores debieron haberle dicho que decretar honores públicos a los grandes servicios es competencia de la Asamblea General (art. 85, numeral 13 de la Constitución), no del Poder Ejecutivo. Pero antes aún, su sensibilidad debió advertirle que nadie puede arrogarse el derecho de decidir en solitario, lo que es asunto de todo el pueblo uruguayo. Sólo quien haya sido cegado por la soberbia puede haberlo olvidado.
Mientras tanto el senador Mujica, a quien sólo unos días separan de la calidad de candidato único del Frente Amplio a la primera magistratura, anuncia que convocará a sus seguidores a una caminata a realizarse dentro del plazo legal de prohibición de la propaganda electoral. Un hombre que aspira a ser el encargado -por la Constitución- de ejecutar y hacer ejecutar las leyes, hace campaña electoral burlándose de ellas.
La misma actitud exhibe otro precandidato frentista, Marcos Carámbula, quien está organizando un acto de homenaje a los desaparecidos, también durante la veda.
No sabemos qué actividades se propone realizar el senador Astori durante las 48 horas previas a la jornada electoral, pero recordamos que inició su campaña por radio y televisión el 18 de Mayo, cuando la ley aún no permitía hacerlo.
Vázquez, Mujica, Carámbula o Astori podrán discrepar acerca de muchas cosas, pero por lo visto comparten un sentimiento de desprecio por el Derecho que no le hace nada bien a la convivencia democrática. Para ellos la norma jurídica sólo es el envoltorio formal que encubre una determinada relación de fuerzas entre intereses opuestos. Por lo tanto, la fuerza predominante en un determinado momento histórico, puede aplicar o no aplicar las normas según le convenga. Para ellos, el Derecho es un instrumento de dominación; una herramienta al servicio del poder.
Quienes nos sentimos liberales y republicanos vemos las cosas exactamente al revés. Para nosotros, el Derecho es el freno del poder y la garantía de las personas frente a los gobernantes.
En momentos en que algunos confundidos y otros distraídos dicen creer o creen, nomás, que todos los partidos y todos los dirigentes políticos son iguales, vale la pena resaltar estas diferencias. Son suficientes para justificar un voto que, antes de ser por Fulano o por Mengano, quiera ser un voto por la república.
Tomado del articulo titulado “Por la república” por Ope Pasquet. “Esta boca es mía”, Montevideo Portal

Otra industria sin chimeneas (II)

junio 25, 2009

Los ex presos políticos de la dictadura reciben una pensión reparatoria de $ 16.524. También exiliados, clandestinos y despedidos por motivos ideológicos son compensados. El Parlamento estudia actualizar la normativa para contemplar nuevos casos. En tres años, el BPS pagó 42 millones de dólares a ex presos políticos.
Los ex presos políticos, exiliados, personas que hayan estado en clandestinidad, y aquellos que fueron despedidos de su actividad privada durante la dictadura son compensados por el Estado. Los ampara la Ley 18.033 del año 2006.
Específicamente, en los últimos tres años, los ex presos políticos recibieron en total $ 973 millones, más de U$S 42 millones. Se trata de la pensión especial reparatoria que pueden solicitar quienes estuvieron detenidos, entre el 9 de febrero de 1973 y el 28 de febrero de 1985 (total o parcialmente) y que fueron procesados por la Justicia Civil o Militar.
En el año 2007 se entregaron más de $ 359 millones, en 2008 la cifra fue de $ 454 millones y en los primeros cuatro meses de 2009 las erogaciones alcanzan los $ 160 millones ($ 41 millones en enero, $ 40 millones en febrero, $ 38 millones en marzo y $ 41 millones en abril).
“Se están cursando unas 3.200 pensiones reparatorias actualmente”, dijo a Ultimas Noticias el director del Banco de Previsión Social (BPS), Armando Cuervo. El canon de esta pensión está fijado por ley; son 8,5 Bases de Prestaciones y Contribuciones, lo que equivale al monto de $ 16.524 por mes. Asimismo, está sujeto a reajustes por lo que se estiman diferencias en función de que el Índice Medio de Salarios se ubique por encima o debajo del canon. Por otra parte, aunque el BPS libera el dinero, los fondos son financiados por Rentas Generales.
Para los que hayan abandonado obligatoriamente el país o que fueron clandestinos, está previsto que se les compute por servicio a los efectos jubilatorios y pensionarios a razón de once Bases de Prestaciones y Contribuciones, lo que equivale a $ 21.384 por mes, considerando para ello el tiempo en que mantuvo dicha condición y en función del lapso para reintegrarse a la actividad formal.
Existe una tercera posibilidad. Se la conoce como jubilación especial y contempla a quienes sin configurar causal de jubilación, tengan al menos sesenta años de edad y un mínimo de diez años de servicios. El monto será equivalente a cuatro Bases de Prestaciones y Contribuciones, lo que equivale a $ 7.776 mensuales. Hoy suman 166 casos, por lo que se estiman erogaciones del orden de los $ 31 millones entre enero de 2006 y marzo de 2009.
La Ley 18.033 se aprobó en octubre de 2006 y el plazo para solicitar el amparo fue de 180 días, más una prórroga de 90 días por decreto. En dos años se resolvieron más de 5.800 carpetas, 4.700 de ellas fueron aprobadas y 1.300 rechazadas. De las personas que se presentaron para acogerse a la ley, el 66% eran de Montevideo, el 27% del interior y un 7% del exterior.
Nuestro comentario anterior sobre el tema.

Vázquez usa a Artigas para salir del anonimato

junio 24, 2009

Desde que asumió, el 1| de marzo de 2005, impulsó su reelección a través de su hermano primero, de algunos ministros y dirigentes luego, y a través de un movimiento reeleccionista después, hasta que la movida se desinfló.
Después comenzó a promover a Danilo Astori como el candidato natural a sucederlo en el poder. Lo llevaba a todos sus viajes. Decía que era el candidato perfecto para un segundo gobierno progresista… Hasta que a a fines de 2008, más o menos coincidentemente con el descarrilamiento del tren reeleccionista, Mujica salió a exhibir su poderío interno…
Ahí se acabó todo… la reelección, Astori…
Desde entonces, el presidente de la República se ha visto limitado a ver por televisión los monólogos incoherentes y a menudo soeces de Mujica. Hasta hace poco también tenía que aguantar el tinglado televisivo de Daisy Tourné, hasta que la despidió porque le estaba haciendo sombra a Mujica.
En su desesperación por salir del anonimato del Prado, harto de sus viajes de pesca que ya ni siquiera nadie critica, Tabaré Vázquez parece querer retomar sus días de monarca absoluto. Después de 4 años en que abolió los festejos patrios, encabezó el acto oficial del 19 de Junio, y además habló.

Habló sobre Artigas, faltaba más. Pero sobretodo habló sobre la carta que traía escondida en la manga: rescatar a Artigas “del frío mausoleo al que lo recluyó el autoritarismo”, mediante la decisión de trasladar los restos del prócer del mausoleo suberráneo de la Plaza Independencia, al edificio Independencia. Y ahí se dejó de hablar de Artigas para pasar a hablar de la maniobra mortuoria ideada por el solitario presidente.
“No requirieron autorización para nada; sólo lo llevaron al mausoleo”, dijo Vázquez ayer en el Consejo de Ministros, según “El País”. El mandatario aludía así al hoy decreto-ley de la dictadura de 1974 (aún vigente), por el cual se dispuso que el mausoleo de la plaza Independencia fuera el lugar definitivo de los restos del prócer José Artigas
“Si no se aprueba ahora, cuando deje de ser presidente, estoy dispuesto a salir a juntar firmas para derogar ese decreto. Artigas tiene que estar en un lugar cálido y digno. A mí nadie me consultó para llevarlo al mausoleo”, sentenció ayer Vázquez.
Iniciativa personal
Vázquez también aludía a las críticas que recibió su propuesta desde los partidos de la oposición, entre otros motivos por inconsulta. Es que Vázquez comunicó al país su iniciativa de trasladar los restos de Artígas solo unas horas antes del acto patrio. Se cortó solo como quien dice. Igual que con el cigarrillo, o el aborto.
Otros significados ocultos
“El País” también agarró para el lado del ocultismo y las logias decimonónicas al especular sobre la inesperada decisión presidencial. El mensaje que el presidente Vázquez realizó a la ciudadanía el viernes 19, con motivo de la conmemoración el 245° aniversario del nacimiento del prócer José Artigas, incorporó un sutil mensaje masónico. “Artigas fue arquitecto y albañil de un proyecto que conjugaba integración, soberanía, democracia y justicia social”, afirmó. Las palabras “albañil y constructor” son dos términos típicos en el lenguaje de la masonería, se señaló a El País en fuentes oficiales. Vázquez, así como varios integrantes del gobierno del Frente Amplio, pertenecen a esta orden. Masonería o Francmasonería son palabras relacionadas con el concepto de construcción, es decir que masón tiene el mismo significado de albañil, constructor.
Algunas versiones históricas atribuyen a Artigas la pertenencia a esta organización, otras la desmienten rotundamente. Vázquez, en tanto, pertenecería a la logia masónica José Artigas, según el libro sobre su vida “Misterios de un liderazgo” de los periodistas Edison Lanza y Ernesto Tulbovitz.

Obama en silencio ante Irán: ¿dónde está su liderazgo?

junio 23, 2009

Millones de iraníes toman las calles para desafiar a una dictadura teocrática que, entre sus otras refinadas cualidades, es enemiga declarada de Estados Unidos y de la tolerancia y libertades que representa. Los manifestantes están luchando con los medios de que disponen, pero aguardan tan sólo una señal de que Estados Unidos está de su lado. ¿Y qué escuchan al Presidente de los Estados Unidos? Silencio. Después, algo peor. Transcurridos tres días enteros, el presidente deja clara su política: “diálogo” sostenido con sus clericales amos.
Diálogo con un régimen que está rompiendo cráneos, fusilando manifestantes, expulsando periodistas y deteniendo a activistas. Acercamiento –que inevitablemente legitima — a líderes elegidos siguiendo un proceso que comienza como una farsa (solo se permite concurrir a cuatro candidatos elegidos a dedo de entre 476) y finaliza en manipulación abierta.
A continuación, después de considerar a esta revolución popular como una molestia del verdadero asunto de las conversaciones Obama-Jamanei, el presidente habla favorablemente de “cierta reacción inicial del Líder Supremo que indica que comprende que el pueblo iraní tiene verdaderas dudas con las elecciones”.
¿Por dónde comenzar? ¿”Líder Supremo”? Observe la repugnante atención con la que el presidente americano confiere esta distinción honorífica a un dictador religioso que, al mismo tiempo que sus lacayos atacan a los manifestantes, ofrece revisar algunos de los resultados de algunos distritos electorales — un arreglo absurdo que no servirá para alterar lo fraudulento de las elecciones.
Por otra parte, esta revolución incipiente ya no tiene que ver con las elecciones. Obama no se entera de nada. Las elecciones proporcionaron el oxígeno político y proporcionaron la chispa del estallido del fervor anti-régimen que lleva hirviendo años esperando su momento. Pero la gente no está muriendo en las calles porque quiera un recuento de las papeletas sin contabilizar en el Isfahán suburbano. La gente quiere derrocar a la teocracia tiránica misógina y corrupta que se ha impuesto mediante los esbirros que porra en mano atacan hoy a los manifestantes.
Todo está en el aire. El régimen de Jamenei está decidiendo si hacer un Tiananmen o no. ¿Y de qué bando se posiciona la administración Obama? De ninguno. A excepción del deseo de que este “vigoroso intercambio” (en el desafortunado eufemismo del secretario de prensa Robert Gibbs) acerca de las “irregularidades” electorales no entorpezca el diálogo norteamericano-iraní en materia de armamento nuclear.
Incluso desde la perspectiva estrecha del asunto nuclear, el cálculo geopolítico de la administración resulta absurdo. No existe la más remota posibilidad de que tales conversaciones desnuclearicen Irán. La única esperanza de una resolución de la cuestión nuclear es el cambio de régimen, lo que (siempre que el régimen sucesor sea tan moderado como el Irán pre-Jomeini) podría detener el programa, o volverlo administrable y no amenazante.
Ese es nuestro interés fundamental. Y nuestros valores fundamentales exigen que América se posicione con los manifestantes en contra de un régimen que es la antítesis de todo aquello en lo que creemos. ¿Y dónde está nuestro presidente? Temeroso de “intromisiones”. Temeroso de tomar parte entre los exportadores del terror que fracturan cráneos y esclavizan a mujeres — y el pueblo que en la calle clama por respirar libre. Esto viniendo de un presidente que presume de ser el restaurador de la posición moral de los Estados Unidos en el mundo.
Tomado del artículo titulado “Esperanza y cambio — pero no para Irán” por Charles Krauthammer. “Diario de América”, 19-06-2009.

Azúcar amargo

junio 22, 2009

El tema azucarero en general y en Bella Unión en particular es extremadamente delicado, y exigirá una singular prudencia y pericia en su consideración y eventual modificación, porque el enredo institucional y de precios relativos que ha armado el gobierno alcanza ribetes de delirio.
Raúl Sendic (…) se agravia de la politización de los planteos en torno al conflicto. Es curioso. El tema Bella Unión está totalmente politizado. Empezó a hacerlo el 1º de marzo de 2005 el presidente Vázquez, y no hay otra forma de abordarlo que la netamente política, ya que desde el punto de vista económico y productivo el proyecto carece de lógica. Por lo tanto el tema se politiza primero, cuando se introduce en él al gobierno de Venezuela, cuando se estatiza Calnu, cuando se regalan insumos a los productores, cuando se crea una colonia nueva -la Colonia Sendic- para plantar caña, cuando se establecen precios políticos absolutamente alejados de las realidades económicas, o cuando se resuelve no atender la cuota americana de azúcar. El tema pues está totalmente politizado por el gobierno: por Ancap, por ALUR, por Colonización, por el Ministerio de Industria, por el MGAP, por la Intendencia, por la Junta Local, por el BROU, etc. Y el tema de los cortes de ruta es -no podría ser de otra manera- totalmente político, al punto tal que cualquier decisión que se adopte no será, me temo, una decisión de lógica económica, sino de política pública pura.
El cultivo de caña una vez más ha logrado un rinde bajo, entre 5 y 6 toneladas de azúcar, que es alrededor de la tercera parte de lo que se logra por ejemplo en Brasil. Por esta razón y por los costos mayores en que se incurre en Uruguay, lo que piden los productores por su caña y parece no resultarles suficiente es 520 dólares por tonelada de azúcar en la planta, ($ 12 el kilo) precio que triplica el recibido por un productor de Brasil que logra tres veces más producción y a menores costos. El azúcar de la chacra por el que se paguen 520 dólares deberá luego pasar por la planta industrial en la que trabajan 500 personas, que de hecho son funcionarios públicos, elaborarse, fraccionarse, distribuirse y llegar por ejemplo a Montevideo donde se vende hoy, antes de IVA, a 810 dólares la tonelada ($ 20,5 el kilo IVA incluido).
Tomado del articulo titulado “El amargo conflicto del norte” por Julio Preve Folle. Suplemento “Economía y Mercado”, “El País”, 22-06-2009.