Archive for 30 mayo 2009

¿Qué es el populismo?

mayo 30, 2009

En el Uruguay nunca nada está firme. Conceptos elementales desde siempre están ahora en discusión. Se manejan opiniones brumosas sobre temas cardinales. Y no sólo en el boliche de la esquina. En la radio, la televisión y la prensa escrita también. Los “formadores de opinión” están discutiendo cosas elementales sobre las que la humanidad hace siglos que ya no discute.
El episodio más reciente surgió de la conferencia del director de Ceres, Ernesto Talvi, sobre el deterioro social en nuestro país que favorece el surgimiento de opciones populistas. Talvi reiteró sus opiniones sobre el tema en una entrevista con Emiliano Cotelo en “El Espectador” que conviene leer.
Según Talvi, en los últimos 25 años, la composición de la sociedad ha sufrido un “deterioro extraordinario”, debido fundamentalmente a la emigración y la baja calidad educativa. Para el director de Ceres, el “vaciamiento de la clase media” y el fuerte aumento del número de excluidos, probablemente volcará a la sociedad “hacia un proyecto de corte populista”.
Luego de esa entrevista, en “la tertulia” de esa radio, el panel discutió las opiniones de Talvi pero se derivó más bien al concepto de populismo. Y ahi nomás se enfrascaron en una discusión bizantina sobre qué sería eso. ¡Como si fuera un término nuevo! Por supuesto, la discusión la iniciaron los panelistas del Frente Amplio queriendo relativizar el populismo grosero de Jose Mujica, a quien Talvi se refirió en todo momento sin nombrarlo.
De inmediato los panelistas ingresaron en un denso debate sociológico sobre qué sería el populismo, y sobre si Mujica sería populista o no. Si, si. Leyó bien. Discutieron si Mujica es o no es populista. Algunos opinaron que es. Otros opinaron que no es.
Hasta que uno de los panelistas, Antonio Mercader, pidió para hacer “una acotación” y tiró arriba de la mesa “una definición fácil de populismo” con la que terminó la ridícula discusión dejando mudos a los demás contertulios:
“populista es un político que se preocupa más del precio de la carne que de resolver los graves problemas del país”.

Anuncios

El populismo avanza con la ignorancia y la exclusión

mayo 30, 2009

Ernesto Talvi, director de Ceres, dijo que “no es sorprendente” que el electorado apoye candidatos “sin saco y corbata” por los cambios que sufrió la sociedad. Asegura que con los sectores excluidos y un tercio de la clase media se obtiene mayoría electoral.
Talvi, consideró que “los cambios profundos en la sociedad uruguaya, impulsados por la crisis educativa y la emigración de los más calificados, dan base electoral al surgimiento de nuevos fenómenos políticos y a posibles tendencias populistas”.
En este contexto, Talvi dijo que “no debería sorprender la aparición y el éxito de candidatos atípicos en cuanto a su lenguaje, su vestimenta y actitud, en contraste con los candidatos más formales, de saco y corbata”. “No debería sorprender que un candidato de sesgo populista gane las elecciones”, dijo, aunque no mencionó al senador José Mujica.
Por su parte, Mujica pareció coincidir con el diagnóstico de Talvi en “El Observador” del 25-05-2009, cuando dijo que “la base social del FA ha venido cambiando en los últimos 20 años”. “Hoy hay otro Frente, de dientes podridos, que vive en la orilla de los pueblos, donde viven muchas mujeres solas llenas de gurises (…) El Uruguay del futuro es pobre, está naciendo ahí. Hay que hacer el esfuerzo ahí. El gran mensaje es ser inclusivo”, agregó Mujica.
Talvi dijo que el sector de los excluidos representa hoy el 32% de la sociedad, cuando en 1985 era el 16%. Paralelamente la clase media disminuyó a razón de 12.000 personas por año en función de la emigración de los recursos humanos más calificados.
“La composición del electorado ha cambiado significativamente en los últimos 25 años y esto ha hecho que el centro de gravedad del votante promedio se haya movido desde el centro hacia propuestas de sesgo populista”, sostiene el informe.
Talvi explicó que el sector de los excluidos -quienes ven mayores dificultades para el ascenso social y económico y dependen de la asistencia estatal o privada- se inclinarán en función de dichas propuestas populistas. Es así que “quien tenga la habilidad de capturar su voto contará con un piso electoral del 30%”, dijo el ejecutivo. Si a esto se le suma la tercera parte de la clase media, se obtendría la mayoría electoral.
Asimismo, el estudio estimó las consecuencias que en el orden económico y de reglas de juego tuvieron en el marco de administraciones populistas (Argentina, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela): evolución de la intervención del Estado en la economía, regulación en los mercados, proteccionismo comercial y hostilidad respecto a la intervención extranjera directa.
Caída de la clase media. Creciente número de excluidos
De un 82% de la sociedad que en 1985 sostenía valores de “clase media” (esto es, que la posición en la vida depende del esfuerzo personal, la educación, el ahorro y el trabajo), se pasó a un 67% en 2008.
Mientras que de 16% de la población que se ubicaba en grupos de “excluidos” en 1985 (la posición en la vida no depende del esfuerzo personal y las posibilidades de ascenso son escasas y muy dependientes de programas de asistencia) se pasó a un 32%.

Un tercer grupo integrado por los que calificó como “aristocráticos” (para quienes la posición social en la vida se hereda) no varió en ese período.
Los excluidos quieren populismo
Los excluidos prefieren opciones electorales de sesgo populista, ya sean de izquierda o de derecha. Los “aristocráticos” buscan opciones de sesgo conservador y la “clase media” busca opciones de centro, ya sean de izquierda o de derecha. Al crecer en la sociedad los “excluidos” en detrimento de la “clase media”, eso llevó a cambios en la composición del electorado nacional.
Por eso -dijo Talvi- “no debe sorprender la aparición y el éxito de candidatos atípicos en cuanto a su lenguaje, actitud y vestimenta”, en clara alusión a Mujica y a diferencia de los candidatos “de saco y corbata”. Hoy el “electorado proclive a propuestas populistas es del 31% y si logra convencer solo a un tercio de la `clase media` alcanzaría al 51% de los habilitados a votar”, dijo Talvi.
Sin educación ni calificación
De acuerdo con la educación actual y la emigración de jóvenes calificados, “vemos a futuro que aumenta en forma dramática la mano de obra de baja calificación” y eso llevará a que “en 25 años vamos a ser una sociedad más fragmentada”. Basado en las pruebas PISA de educación, Talvi señaló que el 45% de los estudiantes uruguayos “no tiene las destrezas mínimas para insertarse en la sociedad”.
El economista propuso que se puede “modificar esa realidad” y para eso -entre otras cosas- se debe “atacar el grave fracaso” del sistema educativo. “Mucho se puede hacer desde la escuela y el liceo”, agregó.
Entrevista con Cotelo en “El Espectador”
El 28-05-2009, Talvi se explayó en sus conclusiones sobre la situación social del país y su repercusión electoral, en reportaje de Emiliano Cotelo en “El Espectador”. Dijo que “el país ha tenido un deterioro extraordinario de la composición de la sociedad, en particular ha habido un achicamiento enorme de su clase media, una clase media que está sustentada en valores que todos los uruguayos apreciamos. Es decir que la posición en la vida se gana a partir del esfuerzo personal: la educación, el trabajo, el ahorro. Esa clase media se ha visto menguada por dos efectos muy importantes. Por un lado el fracaso estrepitoso del sistema educativo, especialmente en los contextos socioculturales más desfavorables. Si vemos las pruebas de evaluación internacional que organiza la OCDE cada tres años y en la cual Uruguay participa, son 56 países, donde se evaluaron aproximadamente 6.500 estudiantes uruguayos de todos los perfiles socioeconómicos que concurren a liceos públicos y privados, chicos de 15 años que están terminando la educación obligatoria y con edad para ingresar en la fuerza de trabajo, el 45% de los estudiantes no posee las destrezas mínimas en ciencias, comprensión lectora y matemáticas para insertarse productivamente en la vida ciudadana ni en el mercado laboral y está en situación de exclusión potencial. Es más, las lagunas de aprendizaje de ese período de la vida son muy difíciles de rellenar en períodos posteriores. Esto quiere decir que 45 de cada 100 jóvenes que van ingresando a la fuerza de trabajo no poseen las destrezas mínimas y son excluidos potenciales, va a ser muy difícil que puedan progresar social y económicamente sobre la base de su esfuerzo, y por ende van a quedar dependientes eventualmente de la asistencia estatal para tener alguna forma de ascenso. Esa es una de las fuerzas que están haciendo menguar la clase media, el fracaso del sistema educativo.”
“Y la otra gran fuerza es el proceso sostenido de emigración que ha tenido el país. El perfil del emigrante es joven, 81% de los que emigraron en los últimos 25 años tiene entre 15 y 44 años, y calificados, más del 80% tiene calificación media o alta. De modo que los que emigran son más jóvenes y más calificados que los que se quedan, y por ende son parte de lo que llamamos la clase media. Entonces por un lado la clase media ha emigrado a razón de 12.000 personas por año promedio en los últimos 25 años, y por otro, de cada 100 chicos que ingresan a la fuerza de trabajo 45 no poseen las destrezas mínimas para insertarse productivamente en la vida laboral y progresar sobre la base de su esfuerzo. Eso ha producido un cambio dramático en nuestra sociedad en la última generación, que ha hecho que la clase media se haya comprimido de lo que estimamos era un 82% de la población en el año 85, que sostenía valores de clase media, a un 67%, y que haya habido un crecimiento de estos grupos excluidos del 16 al 32% de la población mayor de 18 años.”
“Ceres hizo los primeros estudios sobre el tema del fracaso educativo en el año 98, los dirigieron dos prestigiosos académicos, el doctor Pablo da Silveira y la doctora en Ciencias Políticas Rosario Queirolo. Y ya entonces denunciamos a viva voz que el país estaba fracasando estrepitosamente en formar a los chicos, especialmente en los contextos socioculturales más desfavorables. No porque los chicos en edad escolar no asistan a la escuela -entre los 6 y los 11 años la cobertura escolar es casi del 100%, es decir que los chicos que están en edad de ir a la escuela van en todos los contextos socioeconómicos, y lo mismo pasa en el primer ciclo de liceo-, sino por la calidad de los aprendizajes. De modo que estábamos juntando a cientos de profesores y maestros con miles de estudiantes en edificios más o menos funcionales todos los días, y sin embargo una parte importante de nuestros chicos no lograba aprender dentro del aula lo que se necesita para poder luego progresar en la vida con base en su esfuerzo. Esto lo venimos diciendo desde hace 11 años, cuando hicimos los primeros estudios, que el país no ha logrado darles a sus ciudadanos las oportunidades que los alienten a quedarse.”
¿Por qué crece el populismo?
Durante la entrevista con Cotelo, Talvi afirmó que “este proceso de cambio en la sociedad” implicó un “vaciamiento de nuestra clase media y crecimiento de excluidos potenciales que no tienen la expectativa de que ellos ni sus hijos puedan progresar en la sociedad. Esto ha llevado a un proceso de fragmentación social que si se proyecta en el tiempo y nada cambia respecto al tema educativo y a las oportunidades que hagan que nuestros ciudadanos quieran quedarse en el país, trabajar en el país, invertir en el país, llevará a engrosar cada vez más las filas de trabajadores de baja calificación, a achicar las de los que tienen una calificación media, y vamos a quedar con una sociedad con una elite altamente calificada y muy bien paga, y una masa de trabajadores de baja calificación y de bajos salarios. Eso es lo que se llama fragmentación social, eso es lo que Uruguay nunca ha tenido, y eso es la regla en la mayor parte de los países de América Latina. Corremos el riesgo de aquí a una generación, nada más que a una generación, de transformarnos en un país latinoamericano, habiendo vaciado por completo a nuestra clase media.”
“Cada uno de estos grupos expresa ciertos valores y ciertas preferencias políticas. Nosotros decimos qué es lo que la clase media quiere: previsibilidad para planear su futuro con base en su esfuerzo, y oportunidades para que ese esfuerzo eventualmente le sea retribuido. Por ende creemos que, hablando a grandes rasgos, la clase media va a tener preferencias muy volcadas hacia el centro del espectro político, ya sea opciones de centroizquierda o de centroderecha, hacia ese centro que ofrezca esa previsibilidad y esas oportunidades. En cambio el grupo excluido, que no tiene posibilidades ciertas de progreso por la vía de su propio esfuerzo y que va a quedar muy dependiente del asistencialismo estatal, eventualmente va a inclinarse por propuestas que podríamos calificar como de sesgo más populista.”
¿Qué quiere decir populismo?
Talvi dijo en el reportaje que “populista quiere decir que contemplen programas de redistribucionismo activo a favor de estos grupos”. “El peligro es caer en la tentación de que porque ese electorado está allí y uno quiere cautivarlo y empatizar con él, eso vaya asociado a políticas de sesgo populista.”
“Si usted me está preguntando si el senador Mujica empatiza con este electorado le digo que sí, además las encuestas lo indican. Si me pregunta si este electorado empatiza con el senador Mujica y se siente en cierto punto representado por él también le digo que sí. No hay nada de malo en ello. Tampoco hay nada de malo en que tenga propuestas de inclusión social que atiendan a esos grupos. El problema y el peligro están en la tentación del populismo, porque el populismo -era lo que usted me preguntaba- es una forma de hacer política, es una forma de gobernar que no es de izquierda ni de derecha. Es un redistribucionismo asistencial sin contrapartida, que genera una dependencia de quien recibe la asistencia estatal, y que no les ofrece una salida ni a ellos ni a sus hijos. Muchas veces esa asistencia se hace por vías que esquivan los mecanismos institucionales. Ejemplos: los poderes especiales que se le dieron al señor Kirchner para administrar el presupuesto; en el pasado la inflación -impuesto que no se legisla- fue un mecanismo que usó este tipo de gobiernos. Finalmente donde el populismo hizo carne como forma de hacer política y como forma de gobernar se destruyeron la previsibilidad, la estabilidad, la organización económica, el futuro, y se instalaron el caos y la pobreza. Es contra ese peligro que estamos advirtiendo.”

Cómo revertir la fragmentación social
“Para recuperar esa sociedad digna, de clase media, de oportunidades, que alguna vez supimos ser”, Ernesto Talvi propuso “atacar tres problemas serios”.
El primero es la reinserción de los grupos ya excluidos a la sociedad. Es cierto, este gobierno ha tenido, primero a través del Plan de Emergencia y ahora del Plan de Equidad, políticas orientadas hacia eso, pero a estos programas no hay que juzgarlos solo por sus intenciones, que pueden ser nobles y loables, sino por su diseño y su implementación. Y lamentablemente, especialmente en el Plan de Emergencia -todavía no hemos evaluado en profundidad el Plan de Equidad, y tenemos que reconocer que el Mides ha sido muy abierto en cuanto a recibir a los investigadores de Ceres para ilustrarnos sobre lo que se está haciendo con total y absoluta transparencia. Nobleza obliga a reconocer este hecho- ha habido fallas en lo que tiene que ver con las contrapartidas -que los chicos asistan a la escuela, reciban asistencia sanitaria-, en la implementación, y sobre todo en la evaluación de sus resultados. Esa es una de las áreas en las que vamos a tener que trabajar muy seriamente.”
Segundo, tenemos que atacar el problema de la falta de oportunidades. Para ello hay que ir derribando las barreras que nos separan de los países más prósperos, aprendiendo de las experiencias de aquellos que han tenido éxito, adaptándolas a nuestra cultura, a nuestra historia y a nuestras circunstancias.
Y tercero, atacar el problema del fracaso del sistema educativo con una reforma focalizada de la educación. Esto es muy importante, porque si nos planteamos que el fracaso académico se debe a temas contextuales, como el nivel de ingreso, el nivel educativo del padre o de la madre, el hacinamiento en el hogar, la nutrición, y decimos que hay que arreglar todos estos problemas antes de que los chicos de contextos socioculturales desfavorables rindan en la escuela o en el liceo, tenemos delante un problema de una inmensidad que nos paraliza. En nuestra propuesta hemos identificado claramente que si se actúa a nivel del establecimiento liceal o escolar se pueden lograr resultados excepcionales en materia de mejora académica, aun en los contextos socioculturales desfavorables.”

benedetti

mayo 29, 2009

“La muerte del escritor Mario Benedetti ha merecido honores oficiales y elogiosos comentarios en el mundo entero. Es natural: era el poeta más popular de habla castellana. Sin entrar a analizar sus méritos literarios –que se han discutido– llegó a grandes públicos.
En algunos diarios europeos se ha destacado su “compromiso” político y ello es lo que, desgraciadamente, hace polémica su figura. Simpatizó con la guerrilla y sólo comprendió lo que significaba la “democracia burguesa” –como antes llamaban a nuestro régimen liberal– en el momento en que, perdidas sus garantías, sufrieron su vacío.
Está muy de moda invocar el “compromiso” como un valor cuando él refiere a ideas revestidas de izquierda, aunque no sean democráticas. Y eso es lo que, lejos de exaltar a figuras como la evocada, les reducen su dimensión a la de su trágico error.”

Este tramo del artículo titulado “Mario Benedetti”, publicado en “Correo de los Viernes”, 22-05-2009 fue la única mención que encontramos en los medios sobre el tenebroso legado político que ha dejado Mario Benedetti. Recorrimos internet extensamente. Fuimos a los sitios web más ultras como “En Voz Alta”, pero no encontramos nada más. Absolutamente nada.
Sin derecha
A nivel político, en plena campaña electoral, pensábamos que los candidatos de “la derecha” tendrían puntos de vista que aportar sobre el tema, pero nos equivocamos. El silencio fue ensordecedor. Como dijera el ex presidente Lacalle en alguna oportunidad en que le preguntaron si él es de derecha: “En Uruguay no hay derecha”.
Entonces, como en nuestro país “no hay derecha” los uruguayos tuvimos que aguantar en silencio que el presidente de la República, Tabaré Vázquez, dijera que Benedetti había sido un “ciudadano de firmes convicciones democráticas” en el comunicado oficial de la presidencia sobre la muerte del escritor.
También tuvimos que presenciar asombrados que Benedetti fuera velado en el Palacio Legislativo, una institución de la que siempre se burló, y transitaran por sus majestuosos salones personajes de “firmes convicciones democráticas” como Galeano o Viglietti.
Tuvimos que aguantar declaraciones como las de Washington Benavides quien dijo que “yo he dicho que el presidente decretara duelo nacional de alguna manera está comprendiendo el sentir y el dolor de todo un pueblo y por otra parte que se velara a Mario Benedetti en el Palacio Legislativo y en el Salón de los Pasos Perdidos es todo un símbolo porque este salón con Benedetti se transforma en el salón de los pasos hallados”.
Asi vamos…

La cátedra de China

mayo 28, 2009

Por estas latitudes se dice que se acabó el capitalismo. Que hay que subir el gasto público, que tener déficit no es tan malo, que la inflación tampoco, que el estado tiene que controlar aún más la economía, etc, etc, etc….
Bueno, en fin… en esta parte del mundo el capitalismo nunca prendió muy bien que digamos asi que para qué nos vamos a preocupar. Sin embargo, como el capitalismo parece haber entrado en crisis en el lugar más insospechable, Estados Unidos, sus eternos críticos no pierden oportunidad para decir que siempre tuvieron razón. También dicen que gracias a nuestras políticas dirigistas saldremos mejor parados que Estados Unidos. ¡Socialismo o muerte!
En estos días, nada menos que China ha salido a decirle a Estados Unidos lo que tiene que hacer. Pero no le está diciendo, como podrían suponer nuestros popes, que le de para adelante con el gasto público, y con el déficit. Para nada. Los chinos parece que usan el mismo librito que Milton Friedman. Si, si… ese Milton Friedman. ¡El neoliberal!
China, preocupada por la orgía de gasto público de la administración Obama y el vertiginoso aumento del déficit fiscal de Estados Unidos, y consciente de que todo ese desenfreno repercutirá negativamente en ellos, le ha recordado al país del norte una de las máximas de la teoría económica clásica: cuidado con “la impresión de la moneda” (con “la maquinita”, en términos sencillos).
¡Qué bien que vendría la cátedra neoliberal de China por estos lares¡

Clientelismo es el de ahora

mayo 27, 2009

Entre 19.000 y 25.000 personas beneficiarias del Plan de Emergencia (Panes) que en las elecciones pasadas votaron a un partido tradicional, están dispuestas a apoyar al Frente Amplio en los próximos comicios nacionales de octubre, por la ayuda recibida en estos años, según una investigación académica.
Ese plan, que implementó el gobierno frenteamplista en sus primeros dos años y medio dando subsidios a sectores indigentes, abarcó a más de 300.000 personas, de las cuales 182.000 son votantes. De ese total, entre 38.000 y 50.000 son los nuevos votantes que se estima tendrá el Frente Amplio en las próximas elecciones nacionales. Entre 19.000 y 25.000 de esos beneficiarios del Panes que piensan adherir a la izquierda votaron a los partidos Colorado o Nacional en 2004, de acuerdo con ese estudio.
En el estudio los investigadores señalan que el 81% de los que cobraron las prestaciones del Panes apoyan al gobierno y comparan eso con el 55% de respaldo a la gestión de la izquierda en la población total que surge de otras encuestas.
El estudio, cuyas conclusiones fueron publicadas en “Búsqueda” del 21-05-2009, pag. 1, se titula “Gobierno, transferencia y apoyo político”, realizado por Marco Manacorda, de la London School of Economics and Political Science; Edward Miguel, de la University of California; y Andrea Vigorito de la Universidad de la República de Uruguay.
La más grande operación clientelística de la historia
Ya lo había dicho con todas las letras hace un tiempo el director de OPP Enrique Rubio: “si el Plan de Emergencia se convierte en votos, ganamos”. Rubio no necesitó de “estudios académicos”. Se notó que tanto él como el Frente Amplio tenían todo estudiado mucho antes que comenzaran a implementar el Panes, el mayor reparto de dinero a cambio de nada (limosnas) en la historia. Ahora sabemos que también fue la más grande operación clientelística de la historia.
Reite de los asados con cuero y de las canastas de alimentos gratis de antaño. Ahora se usó al Estado, creándose un ministerio para eso. Las cuentas están registradas y publicadas. Se gastaron, se gastan, y se seguirán gastando cientos de millones de dólares de los contribuyentes para que el Frente Amplio aumente su base electoral. Y ahora, además, hay un “estudio académico” que lo confirma.

Hospital Filtro: último de los asesinos de ETA condenado

mayo 26, 2009

La Audiencia Nacional de España determinó que Miguel María Ibáñez Oteiza dio información a asesinos de la ETA que mataron a Javier Zabaleta en Elgoibar, Guipúzcoa en 1988. La corte dijo que Ibáñez Oteiza, quien se fugó a Uruguay luego del ataque, tiene una total falta de respeto por la vida humana. Fue condenado a 27 años de prisión.
Antonio Mercader, un su reciente artículo publicado en “El País”, le recuerda a este país amnésico que el Frente Amplio organizó una asonada en torno al Hospital Filtro para evitar la extradición judicial de este asesino, que contó con la presencia de Seregni, Vázquez y toda la plana mayor de la coalición izquierdista, con el trágico resultado de un joven muerto:
“Un silencio de plomo acompañó en Uruguay la condena a 27 años de prisión dispuesta la semana pasada por la justicia española para Miguel Ibáñez Oteiza. La noticia pasó casi inadvertida, pese a que Ibáñez es uno de los tres etarras por los cuales se desencadenó la asonada ante el hospital Filtro en 1994. En aquel entonces, junto a Luis Lizarralde y Jesús Goitía, Ibáñez fue juzgado en Madrid y liberado por falta de pruebas. Sus dos compañeros recibieron largas condenas por múltiples asesinatos.
El fallo de ahora contra Ibáñez, por “homicidio alevoso” cometido en 1988 “con frialdad de ánimo y total desprecio por la vida humana”, destruye el mito de la inocencia de aquellos etarras por los cuales se batió la izquierda uruguaya. Siempre se dijo que la liberación de Ibáñez probaba que no eran veraces los cargos contra ellos y que la asonada ante el Filtro, guiada por los tupamaros, tenía justificación. Ahora queda claro que en el Filtro no ayunaban los santos inocentes sino tres asesinos de la peor calaña.
Ibáñez, de profesión cocinero, fue detenido en el aeropuerto de París hace dos años al llegar -léase bien- de Montevideo adonde había vuelto tras los sucesos de 1994. Es decir que vivía entre nosotros y era, probablemente, animador de esas marchas de protesta que, todos los 24 de agosto, invocando el nombre del manifestante muerto ese día, se hacen hasta el Filtro. Arrestado en Francia, extraditado a España a pedido del gobierno de Rodríguez Zapatero, Ibáñez fue juzgado por segunda -y definitiva- vez.
Tras esta noticia podría esperarse que quienes en 1994 llamaron a resistir por la fuerza la extradición del trío de asesinos, pidan disculpas y reconozcan su error. Máxime después que Jorge Zabalza confesó que aquel tumulto fue el último intento de los tupamaros por retornar a la lucha armada. Intento frustrado por la policía que obligó a replegarse a los sitiadores del hospital (“Yo mismo desarmé a algunos compañeros”, recordó Zabalza). Otros testimonios confirman que uno de los organizadores de la asonada fue José Mujica.
Ahora que los tupamaros se abrazan a la democracia, deberían repudiar la solidaridad que le mostraron a ETA hace 15 años. Deberían hacerlo en nombre de los 847 asesinados en España por la banda terrorista, y por quienes hoy en día viven en el país vasco amenazados por los etarras.
Deberían hacerlo por quienes aquí en Uruguay -jóvenes muchos de ellos- aún creen que los miembros de la banda son nobles luchadores por la causa vasca. Deberían aprovechar su predicamento entre los grupos radicales para desactivar las marchas de los 24 de agosto al Filtro, marchas que terminan con consignas de apoyo al terrorismo etarra y que convierten a Uruguay en el único país en donde todos los años se celebra un acto público a favor de ETA.
Pero parece inútil esperar algún ademán en esa dirección. Es más fácil seguir culpando al gobierno de Luis Alberto Laca-lle porque pretendió hacer cumplir una sentencia de extradición decretada por la justicia. Tan fácil como cargar todas las tintas sobre los excesos de la represión policial de aquella noche y seguir levantando el nombre del manifestante muerto.
¿Muerto por qué? Muerto porque, engañado, fue a defender a quienes en realidad eran tres asesinos que simulaban una huelga de hambre en el hospital.
Ahora que se conoce toda la verdad sobre lo acaecido el 24 de agosto de 1994 ¿habrá algún fiscal dispuesto a reabrir e investigar el caso?”

Obama reivindica en los hechos las políticas de Bush

mayo 25, 2009

“Pudimos resistir a George Bush. La idea de que nos encontraríamos luchando contra la administración Obama sobre esos poderes es realmente increible”. Activista de derechos humanos anónimo y anonadado, opinando sobre la legalización de la detención indefinida de presuntos terroristas, New York Times, Mayo 21.
Si la hipocresía es el homenaje que el vicio le hace a la virtud, entonces las volteretas sobre las medidas antiterroristas previamente criticadas son el homenaje que Barack Obama le hace a George Bush. En los últimos 125 días Obama ha adoptado, con sólo modificaciones menores, enormes porciones del presuntamente ilegal programa de Bush.
La última voltereta es la restauración de los tribunales militares. Durante la campaña de 2008 Obama denunció estos tribunales repetidamente, definiéndolos como un “enorme fracaso”. Obama los suspendió luego de asumir. Ahora regresaron.
Por supuesto, Obama jamás admitirá en palabras lo que está haciendo. Como en su retóricamente brillante discurso del jueves, afirmando que ha deshecho los travestismos morales de Bush, la voltereta de los tribunales militares es acompañada por los usuales tres pasos de Obama: (a) denigrar las políticas de Bush, (b) anunciar ostentosamente cambios cosméticos, y (c) adoptar las políticas de Bush.
Dice que no se permitirá usar evidencia obtenida bajo interrogatorios cohercitivos. Nada nuevo ahi. Bajo las normas vigentes los jueces militares tienen esa autoridad y la ejercieron bajo la administración Bush para descartar acusaciones contra el operativo de al-Qaeda Mohammed al-Qahtani.
Sobre Guantánamo, son los correligionarios demócratas de Obama los que súbitamente descubrieron la sabiduría de la decisión de Bush. En abierta rebelión contra la promesa de Obama de cerrar la carcel, el senado votó 90 a 6 para rechazar la adjudicación de fondos hasta que el presidente explique donde piensa poner a esos presos. No hay muchos lugares. Los países de origen no los quieren. Europa se resiste. Santa Helena necesita ser remodelada. Elba no funcionó bien la primera vez. Y la Isla del Diablo es ahora una atracción turística. Guantánamo comienza a verse bien nuevamente.
Observadores de todas las orientaciones políticas están asombrados sobre cuánto de la agenda de seguridad nacional de Bush está siendo adoptada por la nueva administración demócrata: la Ley Patriota, escuchas telefónicas, intercepciones de emails, tribunales militares, ataques con Predator Drones (bombarderos sin piloto), enlentecimiento del retiro de tropas en Irak, ofensiva en Afghanistan… y ahora Guantánamo.
¿Qué significa todo esto? ¿Hipocresía y demagogia demócrata? Seguro, pero en Washington el oportunismo y el cinismo son moneda corriente. Hay algo mucho más grande incidiendo: un innegable e irresistible interés nacional que -a fin de cuentas, más allá de politiquerías- se reafirma. Las urgencias y necesidades del mundo real posterior al 11/9, en oposición al mundo de fantasía del político de oposición, ofrece pocas alternativas aceptables.
La virtud de la democracia es que la rotación en el poder fuerza a la oposición a ubicarse cuando toma el poder. Cuando los nuevos gobernantes, elegidos por le voto popular, adoptan las políticas del gobierno anterior, se crea un consenso nacional y se establece una nueva legitimidad.
Las políticas de Bush en la guerra contra el terrorismo no tendrán que esperar la reivindicación de los historiadores. Obama lo está haciendo día a día. Sus negaciones no significan nada. Miren lo que está haciendo.
Tomado del artículo titulado “Obama’s Deeds Vindicate Bush” por Charles Krauthammer. Realpolitics.com, 22-05-2009.

Uruguay blando ante terrorismo iraní

mayo 23, 2009

Los varios días transcurridos desde el xenófobo discurso anti-israelí del Presidente de Irán Mahmud Ahmadinejad en “Durban II”- la Conferencia contra el racismo, la xenofobia y la discriminación en Ginebra- hasta la publicación de un comunicado oficial de nuestra Cancillería en el que se le criticó, nos parecieron una eternidad. Estimamos que no exageramos si afirmamos que la enorme mayoría de los judíos uruguayos, vinculados estrechamente a la Madre Patria del pueblo judío, Israel, habrían querido ver a su país, Uruguay, saliendo dignamente de la sala , tal cual hicieron los países europeos, en protesta por el discurso de Ahmadinejad.
Habríamos querido ver en el comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores también una crítica directa a las injustas acusaciones de Ahmadinejad a Israel como país racista, entre otras cosas, no sólo por lo carentes de fundamento sino por ser un país amigo (y préstese atención al hecho que Irán no discrepa con la política de un gobierno puntual, lo cual sería legítimo, sino que se opone a la existencia misma de Israel alegando que carece de legitimidad) y por el rol clave que Uruguay jugó en la fundación misma del Estado judío.
Lo que nada tiene de bueno es la tormenta que ese comunicado desató en la interna del Frente Amplio, ensombreciendo la posición del oficialismo uruguayo. Algunos sectores del FA presentaron el desenlace como producto de que la Cancillería “cedió a presiones” del Comité Central Israelita. Ante todo, en democracia, legítimo es que instituciones y organizaciones de la sociedad civil, sean del sector que sean, emitan su opinión sobre actitudes y posiciones de las autoridades.
De acuerdo a lo publicado por “El País” hace pocos días, “el Partido Comunista y la Corriente de Unidad Frenteamplista (CUF), se aprestan a promover el próximo jueves (A.J: al parecer en referencia a hoy, jueves 7 de mayo) en la Comisión de Asuntos y Relaciones Internacionales de la coalición de izquierda, una declaración en contra de una declaración de la Cancillería condenatoria del presidente de Irán”. “EL País” cita a un integrante de dicha comisión, miembro de la CUF, diciendo que “la posición histórica del Frente Amplio de no intervención no está siendo respetada por el canciller”.
Sigue en pie la extrañísima alianza no escrita pero evidente entre regímenes fundamentalistas totalitarios y sectores de la izquierda que parecen increíblemente hacer caso omiso de lo que sucede en los primeros .¿Será que no leyeron en el partido comunista y en la CUF ninguna información internacional sobre lo que sucede dentro de Irán, sobre el asesinato de homosexuales, la ejecución de menores de edad, sobre la represión constante y la falta total de respeto a los derechos humanos?
Tomado del artículo titulado “El Frente Amplio debería protestar contra Irán, no contra la Cancillería uruguaya”, por Ana Jerozolimski. Uruguay Informe, 07-05-2009.
7 de mayo del 2009

Grandes negocios detrás del movimiento verde

mayo 21, 2009

Algunos líderes empresariales están haciendo buenas migas con políticos y científicos para exigir acciones rápidas y drásticas en materia de calentamiento global. Este es un nuevo giro de una muy vieja práctica: las empresas que usan las políticas públicas para llenar sus bolsillos.
La estrecha relación entre estos grupos recuerda la relación entre los fabricantes de armas, investigadores y las fuerzas armadas de Estados Unidos durante la Guerra Fría. Al respecto, el presidente Dwight Eisenhower hizo aquella famosa advertencia sobre el poderío del “complejo militar-industrial”, previniendo que “el potencial para el desastroso ascenso de un poder desubicado existe y persistirá”. Le preocupaba que “hay una tentación recurrente en creer que alguna acción espectacular y costosa podría convertirse en la solución milagrosa de todas nuestras dificultades actuales”.
Esto se ajusta perfectamente al cambio climático. Nos dicen que la única manera de responder al calentamiento global son carísimas regulaciones sobre las emisiones de carbono, a pesar de que existe amplia evidencia de que esta estrategia no pasa una prueba básica de costo/beneficio. Debemos preguntarnos si está emergiendo un “complejo climático-industrial”, que presiona a los contribuyentes para que traslade dinero para complacer a aquellos que esperan ganar.
Este fenómeno estará en exhibición en la Cumbre Mundial Empresarial sobre Cambio Climático que se realizará en Copenhagen este fin de semana. Los organizadores esperan presionar a los líderes políticos para que hagan promesas más drásticas cuando negocien la sustitución del Protocolo de Kyoto en diciembre.
Naturalmente muchos ejecutivos estan genuinamente preocupados sobre el calentamiento global, pero muchos de los más vocales esperan lucrar con las regulaciones del carbono. El término utilizado por los economistas para definir su comportamiento es “buscadores de rentas”.
El mayor fabricante mundial de turbinas de viento Vestas, miembro del Copenhagen Climate Council, urge a los gobiernos a invertir fuertemente en el mercado de viento. Patrocina el segmento “Clima en Peligro” de CNN, y apoya aquellas políticas que aumentarían los ingresos de Vestas. Otro miembro del consejo, la empresa de inversiones verdes Generation Investment Management, propiedad de Al Gore, advierte sobre los riesgos significativos para la economía de EEUU si no se establece rápidamente un precio al carbono.
Aún las compañías que no están demasiado involucradas en el negocio verde esperan ganar. Las empresas europeas ganaron decenas de miles de millones de euros en los primeros años del Sistema Europeo de Intercambios, cuando recibieron cuotas gratuitas de emisión de carbono.
Las compañías y grupos de interés americanos involucrados en el cambio climático contrataron a 2,430 lobbyistas sólo el año pasado, un 300% más que hace cinco años. Cincuenta de las mayores empresas eléctricas de EEUU gastaron 51 millones de dólares en lobbyistas en sólo seis meses.
La masiva transferencia de riqueza que muchas empresas buscan no es necesariamente buena para el resto de la economía. España ha sido proclamada como ejemplo mundial de asistencia financiera a compañías de energía renovable para crear trabajos verdes. Pero una investigación muestra que cada nuevo puesto de trabajo le cuesta a España 571,138 euros, con subsidios de más de un millón de euros requeridos para crear cada nuevo puesto en una industria de viento no competitiva. Además, estos programas resultaron en la destrucción de casi 110,000 empleos en otras áreas de la economía, o 2.2 empleos por cada nuevo puesto creado.
La Cumbre Mundial Empresarial escuchará a “líderes de las ciencias y las políticas públicas” aparentemente seleccionados por sus visiones aterradoras del calentamiento global. Por ejemplo estará James Lovelock, quien cree que la mayor parte de Europa se convertirá en un desierto, y que Londres estará bajo agua en 30 años; Sir Crispin Tickell, quien sostiene que la población del Reino Unido debe ser reducida en dos tercios para que el país pueda enfrentar el calentamiento global; y Timothy Flannery, quien advierte que el nivel del mar se elevará tan alto como “un edificio de ocho pisos”.
La libre expresión es importante, pero esas visiones catastróficas están muy lejos de la opinión científica prevaleciente, y van mucho más allá de las cuidadosas conclusiones del panel de científicos sobre cambio climático de Naciones Unidas. En lo que tiene que ver con el aumento del nivel del mar, por ejemplo, las Naciones Unidas proyectan un aumento de entre 7 y 23 pulgadas para 2100; considerablemente menos que un edificio de un piso.
Habría un escándalo -y con razón- si las grandes petroleras organizaran una conferencia sobre cambio climático e invitaran sólo a los que niegan el cambio climático.
La sociedad entre empresas interesadas, politicos demagogos y activistas alarmistas es verdaderamente una alianza non sacta. El complejo climático-industrial no promueve la discusión sobre cómo superar este desafío de una manera que sea lo mejor para todos. No deberíamos sorprendernos o impresionarnos si aquellos que esperan lucrar sean los mas estridentes en su llamado a los políticos para que actúen. Gastar una fortuna en regulaciones mundiales del carbono beneficiará a unos pocos, y costará una enormidad a todos los demás.
Tomado del artículo titulado “The Climate-Industrial Complex. Some businesses see nothing but profits in the green movement” por Bjorn Lomborg. The Wall Street Journal, 21-05-2009, pag. A19. Lomborg is director del think tank Consenso de Copenhagen, y autor del libro “Cool It: The Skeptical Environmentalist’s Guide to Global Warming” (Knopf, 2007).

Pedro y Juan

mayo 21, 2009

El gobierno que le saca a Pedro para darle a Juan puede contar siempre con el apoyo de Juan.
A mayor cantidad de Juanes, mayor será el apoyo para el gobierno en cuestión.
El Estado jamás le da nada a nadie sin que antes se lo haya quitado a otro. Por eso, para que haya Juanes tiene que haber Pedros.
La democracia en los países latinoamericanos se basa en la producción de Juanes financiados por Pedros. El sistema funciona bastante bien, pues así como de noche todos los gatos son pardos, en el cuarto secreto todos los votos son iguales. Uno es igual a uno.
Lo que no es igual son las reglas de juego que rigen para Pedro y Juan. El primero tiene derechos y obligaciones (entre ellas, pagar impuestos). El segundo sólo tiene derechos (por ejemplo, recibir el subsidio proveniente de Pedro para poder vivir sin trabajar).
Esta ecuación le da al supuesto “proyecto de justicia social” una fuerte carga de injusticia que, sintomáticamente, siempre es ignorada, pero que le asegura al gobierno su mantenimiento en el poder. De ahí el interés de las autoridades por mantener y profundizar el modelo, produciendo cada vez más Juanes a costa de cada vez más exprimidos Pedros.
Es menester que alguien trabaje para poder mantener al Estado y para permitir que el gobierno se mantenga en el poder gracias a los votos mayoritarios de los Juanes.
A Pedro le cobran impuestos para financiar la educación pública pero debe mandar a sus hijos a la educación privada;
le cobran impuestos por la seguridad personal pero debe encargarse él mismo de solucionar dicho problema;
le cobran impuestos por el mantenimiento de las calles y veredas pero si no se fija donde pone el pie o el auto lo más probable es que termine internado;
le cobran impuestos para la salud pública pero tiene que pagarse un sistema de saluda privada;
le cobran impuestos para la jubilación pero si no aporta en una caja de jubilaciones privada se morirá de hambre.
Etcétera.
El alimento ideológico de este trasvase forzado de capital entre diferentes grupos de ciudadanos es de una textura moral inmaculada pues alude al amor al prójimo, apela a la solidaridad humana y llama a hacer el bien sin mirar a quién: tres preceptos bíblicos de inmejorable quilate ético. Bienaventurados los pobres, rezan nuestros profetas políticos, pues de ellos son los votos que nos mantienen en el poder.
Un sistema así es un ancla hundida en el fondo del mar que mantiene a Pedro con las narices apenas afuera del agua: sumergido pero no ahogado. Pedro es el héroe anónimo (pero vilipendiado), el héroe exprimido (pero nunca del todo), el héroe olvidado (pero jamás perdido de vista) de la democracia perversa.
Tomado del artículo titulado “Democracia perversa” por Marcos Cantera Carlomagno. “Búsqueda”, 16-04-2009, pag. 27.