Archive for 30 abril 2009

Reite de la gripe porcina…

abril 30, 2009



Anuncios

29 de abril, 2009.

abril 29, 2009

Día de ñoquis.

El precandidato del Frente Amplio, José Mujica, presenta hoy una lista con más de 400 colaboradores que lo asesorarán en materia de económica, salud, educación, cultura, agro, industria, vivienda, ciencia y tecnología. Lo asesoran en todo, menos en imagen. Tampoco veo un psicólogo o un psiquiatra.

A propósito del candidato frentista, el nivel y la amplitud de sus desvaríos aumentan día a día. En una de sus últimas sandeces, Mujica dijo que admira a los !Kung San, una tribu africana que vive en el período paleolítico. Bueno, como le cayó todo el mundo con ese tema, mandó al pobre Curiel a explicar lo inexplicable. El reportaje de Emiliano Cotelo a Curiel sobre cómo es eso que Mujica admira a los !Kung San no tiene desperdicio.

“Estamos preparados” para afrontar la gripe porcina, dijo el presidente Vázquez. Ojalá. La última vez que Vázquez dijo “estamos preparados” fue sobre la crisis económica internacional, y sus vaticinios de que por acá no pasaría la malaria fueron algo exagerados. Chuf, chuf!!

Las venas abiertas de Corín Tellado

abril 27, 2009

(…) No ha de ser casual que el revival de Eduardo Galeano y “Las Venas Abiertas de América Latina” llegue casi al mismo tiempo que la muerte de Corín Tellado. Mario Vargas Llosa elogió a Corín Tellado como “una escritora de fábulas nata que, sin gran formación, tenía una intuición romántica que calaba entre su público”. ¿No es esto aplicable también a la obra de Galeano? ¿No es “Las venas abiertas” una fábula romántica?
Pensándolo bien, quizás la comparación resulte injusta con la obra de Corín Tellado. La escritora planteaba triángulos amorosos de resolución más o menos compleja, infidelidades que se exculpaban en el amor pero que dejaban una estela de dolor inmerecido. La cosmovisión de Galeano, en cambio, no admite más que unos personajes de historieta conviviendo en un estado de cosas igualmente binario y facilongo.
Pero nadie debería sentirse culpable por haber creído en estas fábulas. A cierta edad, la estructura psicoemocional de los seres humanos no permite integrar marcos interpretativos complejos, contradictorios o paradójicos. El problema aparece cuando las personas entrar en la edad adulta con tales embelesos. Si alguien intentó resolver los enigmas del amor con la literatura de Tellado habrá sufrido los mismos fracasos de quien procurara resolver la pobreza latinoamericana tomando “Las venas abiertas” como manual.
Pretender que Obama descubra las causas de nuestro rezago en la obra de Galeano es como suponer que la lectura de “Tengo que abandonarte” o “Mi boda contigo”, dos novelas de Tellado llevadas al cine a comienzo de los setenta, nos ayudará a mejorar nuestra vida de pareja.
“Las Venas abiertas” aparece en Amazon como “literatura y ficción”, al igual que las “novelas rosa” de Corín Tellado. No es de extrañar que se estudie en las escuelas de Letras de algunas universidades tercermundistas y no en las de Economía, Historia o Ciencias Políticas. Lástima que nos tomara tanto tiempo comprenderlo.
Tomado del artículo titulado “La ateroesclerosis de América Latina” por Gerardo Sotelo
Cybertario, 22.04.2009

Acercamiento al Islam no debe detener guerra al terrorismo

abril 26, 2009

El acercamiento del presidente Obama al mundo musulmán, al inicio de una nueva administración en Estados Unidos, es bienvenido, es inteligente, y puede jugar un papel importante en la derrota de la amenaza que enfrentamos. Desarma a aquellos que nos acusan de haber creado a nuestros enemigos, a los que dicen que si hubiéramos sido menos confrontativos ellos hubieran actuado de otra manera. Aleja a potenciales moderados del extremismo.
Pero también nos expone a la falsa ilusión de creer que se trata de una alternativa a la continuación de esta lucha hasta su conclusión. La ideología a la que nos enfrentamos no se basa en la justicia. Esa es una causa que podemos entender. Y ciertamente esos grupos son adeptos a usar causas que verdaderamente se basan en la justicia, como la de los palestinos. La causa de nuestros enemigos, por el contrario, no persigue valores con los que nos podamos identificar, ya que son valores que contradicen frontalmente nuestra manera de vivir. Ellos no creen en la democracia, en la igualdad, o en la libertad. Ellos perseguirán, tácticamente, cualquiera de esos valores si es necesario. Pero en su corazón sólo desean una sociedad y un estado controlados por su visión del Islam. No son pluralistas. Son la antítesis del pluralismo. Y no piensan que sólo su comunidad o estado deberían ser así. Ellos creen que el mundo entero debería ser gobernado de esa manera.
En otras palabras, puede haber grupos o gobiernos con los que se pueda tratar, con los que se pueda alcanzar acuerdos. La negociación y la persuación puede funcionar y deben ser nuestros primeros recursos. Si ellos están de acuerdo, fantástico, porque si Hamas aceptara el principio de una solución pacífica de dos estados, podrían ser parte de ese proceso. Pero la ideología, como movimiento dentro del Islam, tiene que ser derrotada. Es incompatible no solo con “Occidente” sino con cualquier sociedad de personas abiertas y tolerantes, incluyendo los muchos musulmanes abiertos y tolerantes.
Tomado del artículo titulado “The West Must Stand Firm” que transcribe un discurso de Tony Blair en el Chicago Council on Global Affairs, del 22-04-2009.

Montevideo estuvo dos días sin agua

abril 24, 2009

Un total de 24 barrios de Montevideo (Buceo, Pocitos, Punta Carretas, Parque Rodó, Barrio Sur, Palermo, Cordón, La Blanqueada, Unión, Parque Batlle, Tres Cruces, Centro, Maroñas, Flor de Maroñas, Cerrito, Villa Española, Pérez Castellano, Larrañaga, Bolívar, Brazo Oriental, Jacinto Vera, Figurita, La Comercial, Villa Muñoz y Retiro) se quedaron sin agua por dos días como consecuencia de la rotura de una válvula de la Cuarta Línea de Bombeo de la OSE ocurrida el lunes 20-04-2009.
Durante esos dos días largos la ciudad fue un caos y peligraron servicios esenciales por la falta de agua. Hospitales que suspendían cirugías o consultas. Escuelas que mandaban a los alumnos a sus casas. Hogares en los que faltaba el agua.
Con 35 semanas de embarazo, la mujer necesitaba ayer una cesárea urgente. En el Clínicas no se la pudieron hacer porque carecían de material esterilizado. En el Pereira porque no había agua. Finalmente, la operaron en el Hospital Militar. La situación llevó suspender todos los servicios “de segunda prioridad”, entre ellos más de veinte operaciones coordinadas y la atención odontológica. Quedaron operativas las áreas de internación -con 400 pacientes- y el CTI. El block quirúrgico y las radiografías sólo fueron habilitadas para las emergencias. “La situación es muy complicada. Podría haber sido una catástrofe, podría haber muerto gente. Las camas del CTI si no hay agua no se pueden habilitar después de que se da de alta a un paciente. Por suerte no pasó, pero podría haber pasado”, dijo a El País una alta fuente sanitaria.
“Error de cálculo” y precariedad de la red

Mientras el Ing. Martín Ponce de León, presidente de OSE, aparecía alternativamente sonriente o en actitud hiperactiva (con casco de seguridad puesto) en los medios, las jerarquías del organismo “calcularon” y “difundieron” mal el momento en que se normalizarían los servicios, debido a un “error” de estimación de los técnicos del ente, según informó “Búsqueda” el 23-04-2009.
Por otra parte, el accidente arrojó luz sobre la antigüedad y la precariedad de la red de cañerías de OSE. En la conferencia de prensa realizada la primera noche, el Ing. Ponce de León explicó que el bombeo no podía realizarse a máxima presión debido a la antigüedad de la cañería, que cuenta con casi 50 años. Además, relató que la demora en el suministro se debió a que los tanques de agua de la zona baja de Montevideo, la más densamente poblada y donde primero llega el agua en esos casos, comenzaron a “llenarse a la vez, cosa que nunca sucede”.
A esto se sumó, según el jerarca, un consumo simultáneo y masivo de agua en esos mismos barrios, debido al tiempo que la población pasó sin el servicio. Este fenómeno determinó que los tanques de las zonas bajas permanecieran llenándose constantemente durante el miércoles 22 y que la cantidad de agua bombeada por OSE resultara insuficiente para alcanzar las zonas más altas de los barrios afectados.
Plebiscito en “defensa del agua”

El 31 de octubre de 2004 los ciudadanos uruguayos no solamente decidieron confiarle el gobierno y el Poder Legislativo al Frente Amplio dándole la victoria en primera vuelta, sino que más del 60% de los que participaron en esa elección también votaron por “sí” a la reforma constitucional que promovió la Comisión en defensa del agua y de la vida (CNDAV), apoyada por el Frente Amplio e integrada por el sindicato de la OSE y varias figuras del actual gobierno.
En síntesis, la reforma aprobada en 2004 estatizó todos los recursos hídricos del país, obligando a la OSE a hacerse cargo del los servicios de agua y saneamiento en todo el territorio -se eliminaron empresas privadas que servían en Maldonado y Ciudad de la Costa- y, por lo tanto, a financiar sólamente con fondos públicos las pesadas inversiones que se requieren para modernizar y extender la red.
Durante los casi cinco años desde la reforma constitucional, continuaron los antiguos problemas de desabastecimiento en verano, y los momentos críticos en el nivel de las fuentes hídricas que alimentan la red de OSE debido a sequías. Mientras tanto, las inversiones para la instalación de una nueva línea de bombeo para Montevideo recién ahora están llegando, y no se sabe si la crisis internacional afectará ese proceso.
La Comisión en defensa del agua y de la vida (CNDAV) no hizo declaraciones respecto a la falta de agua por dos días en Montevideo.

Se radicaliza el Frente Amplio en busca de votos

abril 23, 2009

Los comunistas decidieron salir a marcar perfil dentro de la campaña electoral y oficializaron un paquete de medidas para “avanzar en democracia rumbo al socialismo” con iniciativas a efectivizar en el próximo período de gobierno, como la nacionalización del sistema financiero, la renegociación de la deuda externa y la reformulación de la ley de Educación.
El documento también plantea el “fortalecimiento de las empresas públicas”, el aumento “sustancial” del mínimo no imponible del Irpf, la construcción de 100.000 viviendas y la implementación de una “reforma agraria integral”.
Los comunistas proponen extremar esfuerzos en el apoyo a las empresas públicas y “recuperar” áreas como las telecomunicaciones, donde hay una fuerte competencia en la actualidad. Concretamente, Lorier sostuvo que es necesario “fortalecer” a Ancel frente a las multinacionales a las que enfrenta y planteó la necesidad de pensar en un monopolio. “Nosotros apostaríamos y estaríamos defendiendo a Ancel con un monopolio efectivo de las telecomunicaciones en Uruguay”, explicó.
Acerca de la refinanciación de la deuda, el senador sostuvo que es necesario iniciar una “renegociación” dado que ese compromiso implica un gasto de 1.800 millones de dólares que “no nos permiten invertir en el país productivo”.
El sistema tributario también está en la mira de los comunistas, quienes tienen intenciones de incrementar la carga impositiva sobre el capital porque entienden que “faltó una mejor distribución de la riqueza” durante este gobierno.
Luego de haber sido el único sector oficialista que votó en contra de la ley de Educación luego de un intenso debate interno, los comunistas insisten con su posición y plantean una “reformulación” que respeta la autonomía de los órganos de decisión. A su vez, reforzaron su posición de derogar las Afap y aumentar “sustancialmente” las jubilaciones.
Cerca de los radicales
Varias de las iniciativas planteadas por el Partido Comunista se acercan a los planes que tiene la izquierda radical, reunida actualmente en el lema llamado “Asamblea Popular”. Encabezado por el dirigente del 26 de Marzo, Eduardo Rubio, sector que decidió abandonar el Frente Amplio el año pasado, se presentan ante el electorado como “la izquierda real” y son muy críticos con la gestión que llevó adelante el oficialismo.
Tanto Rubio como el candidato a la presidencia por Asamblea Popular, Raúl Rodríguez, centran su discurso en la renegociación de la deuda externa así como también en llevar a la práctica una “verdadera reforma agraria”. A su vez, son críticos con el sistema mixto de seguridad social que incluye las Afap y tienen intenciones de derogarlo, tal como plantean los comunistas en esta campaña electoral de cara a las elecciones internas. Con una fuerte presencia de militantes, el Partido Comunista pone en el debate sus propuestas aunque algunas son miradas con recelo en el oficialismo y con buenos ojos en la izquierda radical.
Las propuestas del Partido Comunista
– Nuevo Frigorífico Nacional que esté gestionado conjuntamente con pequeños y medianos productores, trabajadores, y la Universidad de la República, tanto para asegurar el abasto interno de diferentes carnes a la población a precios reducidos como a generar divisas
con la exportación.
– Reforma agraria integral, mediante el establecimiento de un Plan Agropecuario Nacional (PAN) que asegure el alimento a la población a bajo costo y brinde divisas al país a través de unidades productivas cooperativas. Se revertirá al proceso de extranjerización de nuestra tierra.
– Renegociación de la deuda externa para destinar recursos al aparato productivo.
– Nacionalización del sistema financiero para recuperar el flujo de dinero hacia actividades productivas, o sea, poner al sistema bancario a favor de la nación. El Banco República aumentará su papel de Banco de Fomento. Se limitará la libre exportación de capitales nacionales al exterior.
– Fortalecer a las empresas públicas manteniendo la propiedad y gestión estatal de las mismas. Recuperar las áreas estratégicas que se encuentran en competencia, como las telecomunicaciones.
– Modificación del Irpf, eliminando las diferencias de aportes entre el capital y el trabajo, haciendo que pague más el primero. Se aumentará el mínimo no imponible sustancialmente. Se establecerá una canasta básica familiar sin tributación de IVA.
– Eliminar el lucro en la seguridad social, terminando con las Afap y aumentando sustancialmente las jubilaciones.
– Construcción de cien mil viviendas, permitiendo la generación de miles de puestos de trabajo directos e indirectos, así como la solución habitacional a cientos de miles de compatriotas.
– Reformulación de la ley de Educación sobre la base de la autonomía y el cogobierno plenos, de acuerdo al Congreso de la Educación, “Maestro Julio Castro”.

Fueron ellos…

abril 22, 2009
Henry Engler

Mis nietos no lo saben. Mis hijos no se acuerdan. Y muchos lo saben, pero no lo dicen. O si lo dicen lo hacen en voz baja, muy tenue, como para no molestar. Pero yo siempre he creído, como mi padre, que las verdades no han sido para ser calladas. Y que cuanto más molesta una verdad, más hay que gritarla, para que todo intento por aplastar la realidad sea aniquilado.
En 1966 el Uruguay vivía en democracia. Una democracia plena. Una democracia sin exclusiones. Sin pobreza extrema. Sin niños pidiendo en los semáforos. Una democracia que, sin alharacas, aseguraba a todos buena educación pública, seguridad, atención de salud y seguridad social. Una democracia en la que el presidente no se burlaba de sus opositores desde una tribuna y en la que los funcionarios de un gobierno no eran noticia por sus careos en juzgados, por controvertidas ventas de empresas estatales o por sus denuncias cruzadas de negocios poco claros.

José Alberto Mujica Cordano

¿Cómo explicarle a los que no lo vivieron que aquel año un grupo terrorista, que decía combatir “las libertades burguesas” de que gozaban los uruguayos, haya asaltado sucursales del Banco La Caja Obrera y el Banco Popular, haya detonado explosivos en la planta emisora de Sadrep y en la puerta de los domicilios de funcionarios de gobierno, haya asesinado a un comisario de la Policía en Sauce y hayan visto cómo se encontraban varios enterraderos de armas e imprentas clandestinas? ¿Contra qué dictadura peleaba esa gente?
¿Contra cuál gobierno de facto luchaba Eleuterio Fernández Huidobro cuando se pidió su captura, el 5 de enero de 1967, en plena democracia? ¿Contra qué dictadura se enfrentaba a tiros a finales de noviembre de ese año cuando un funcionario policial fue herido en una balacera con una banda por él integrada, que se parapetaba en una cabaña en El Pinar? Contra ninguna, porque no la había. Tampoco cuando ese año se arrojaron bombas al consulado de Estados Unidos y a la empresa Burroughs. Tanta democracia y libertad había que el 11 de abril de 1967 el Movimiento Revolucionario Oriental y el Movimiento Revolucionario Nacional de Chile se reunieron en Montevideo y propusieron la formación de un movimiento de liberación latinoamericana, como proponía Fidel Castro desde Cuba.

Eleuterio Fernández Huidobro

También había democracia en 1968, cuando se robaban bancos para financiar la violencia y se hacía violencia con armas, explosivos y vehículos que se robaban en otros operativos. ¿Dónde habrá quedado esa plata, que era mucha? ¿Es verdad que se sacó del país y que se la puso a trabajar, para que hasta hoy siga financiando aventuras y campañas?
¿Contra qué dictadura se peleaba cuando el 11 de mayo de 1968 un sacerdote, que visitaba Cuba más que el confesionario, dijo en televisión que estaba dispuesto a tomar una metralleta para luchar por la revolución en Uruguay, reconociendo que había “lucha armada” contra un gobierno que había sido elegido por las urnas? ¿A qué dictadura combatía la FEUU cuando el 8 de junio de 1968 proclamó que “cada estudiante universitario es un agitador”? ¿Qué gobierno militar había cuando los tupamaros secuestraron el 7 de agosto al presidente de UTE?
No. No lo había. Había una democracia que un grupo terrorista despreciaba y otros tontos útiles ayudaron, por acción u omisión, a empujar hacia el colapso con paros, huelgas y más violencia.

Julio Marenales

Esos señores son los mismos que hoy se llenan la boca hablando de democracia y de derechos. Los mismos que ahora aceptan ser funcionarios y cobrar sus sueldos, que antes juzgaban obscenos. Los mismos que hoy gozan de las libertades formales que antes aborrecían y combatían. Los mismos de siempre.
Fueron ellos…
Fueron ellos. No estaban combatiendo a una dictadura. Estaban derrumbando una democracia, una forma de gobierno que -por lo visto- sólo les sirve cuando ellos son la mayoría.
Fueron ellos, los que hoy hablan de educación, los que el 16 de setiembre de 1968 atacaron con bombas de alquitrán la sede de la Alianza Cultural Uruguay-Estados Unidos.
Fueron ellos, los que hablan de secreto bancario, los que en los últimos cuatro meses de aquel año asaltaron a mano armada las sucursales de UBUR, el Banco de Londres y América del Sur, la Sociedad de Bancos, el Banco de Crédito, el Banco Mercantil, el Banco popular y el Banco Comercial.

Mauricio Rosencof

Fueron ellos, que hoy tienen el descaro de hablar de seguridad, los que el 23 de octubre de 1968 balearon al policía Almundo Correa, y los que el 25 de noviembre de ese año robaron 225 kilogramos de gelinita del polvorín de una empresa. Los mismos.
Fueron ellos. Los mismos que hoy gobiernan Montevideo y hablan de recuperar el Hotel Casino Carrasco, los que en la madrugada del 29 de noviembre de 1968 asaltaron la tesorería de ese casino, llevándose 25 mil dólares.
Fueron los mismos que hoy hablan de producción, los que el 13 de enero de 1969 pusieron una bomba en la Asociación Rural del Uruguay que sólo por error no llegó a detonar. Los mismos que hoy se peinan para visitar el Hotel Conrad, fueron los que el 18 de febrero de 1969 robaron 220 mil dólares del Casino San Rafael, de Punta del Este
Los mismos que hoy hablan de contener los precios, fueron los que el 30 de abril de 1969 colocaron dos bombas incendiarias en la sede de la COPRIN.
Fueron ellos, que hoy manejan la política laboral, los que el 2 de octubre de 1969 se robaron 36 mil dólares con los que la Intendencia de San José se disponía a pagar el sueldo de sus funcionarios.

Lucía Topolansky

También ellos, los que ahora hablan de un Frigorífico Nacional, fueron los que el 7 de abril de 1970 asaltaron fuertemente armados el Frigorífico Castro. Ellos, cuándo no, los que en aquel año asaltaron el Banco Palestino, la Sucesión Mailhos, el Banco Mercantil, el Centro de Instrucción de la Armada, la National Cash Register, la Casa Soler, la administración de Ottonello Hnos., la textil Cupar, la tienda El Mago, el Banco del Plata, los depósitos de Sudamtex, la Esso, la Fleishmann y tantísimas empresas más.
Ellos, siempre ellos. Los que hoy dicen que la elección se define entre la Teja y Carrasco, fueron los mismos que el 29 de setiembre de 1970, en plena democracia, dinamitaron el Bowling de Carrasco.
Ellos, que dicen estar siempre del lado de los más desvalidos, son los mismos que el 12 de noviembre de 1970 asaltaron la Caja Nacional de Ahorros y Descuentos, y se llevaron alhajas prendadas por quienes menos tenían, en un robo estimado en unos 7 millones de dólares.
Fueron ellos. Hoy golpean a la puerta, otra vez, cubriéndose pudorosos con una piel de cordero que más de un desprevenido no advertirá. Pero nada podrá borrar el horror que provocaron. ¿O acaso es posible pensar en un colapso de la democracia como el de 1973 sin grupos sediciosos que, en tiempos de plena institucionalidad, mataban, secuestraban, ponían bombas, robaban a manos llenas y causaban daño sin miramientos?
Cuando comenzaron a delinquir, a comienzos de los sesenta, la gente les asociaba con Robin Hood. Ellos decían que habían llegado para sacar a los ricos para repartir entre los pobres. ¿Otra vez los uruguayos, taitantos años después, se van a creer el mismo cuento?
Tomado de los artículos de la “Columna de Pepe Preguntón” publicados en “El País”, el 25-03-2009 y el 01-04-2009.

¿Cuánto costó el acto? 120.000 dólares

abril 20, 2009


“Y que a nadie se le ocurra preguntar cuánto cuesta, cuál es el costo de este acto. Este acto no tiene costo, no es un gasto, esto es una inversión y lo que se invierte en profundizar la democracia -desde mi muy modesto punto de vista- muy bien invertido está”. Así arrancó su discurso el presidente Tabaré Vázquez el pasado sábado 7 de marzo cuando realizó un balance general de gestión en la avenida 18 de Julio.
En los días siguientes, el director de Sepredi, José Luis Veiga, dijo que, en línea con lo que ya había adelantado el presidente Vázquez en su discurso, no se darían datos oficiales sobre los costos de este acto, aunque señaló que en el mismo “se gastó poco”.
Según informó el diario El País la firma Víctor Lampariello fue la encargada del sonido. La compañía que trabaja con los músicos Jaime Roos y Ruben Rada le alquiló a la Presidencia de la República unos 180 focos que estaban distribuidos a lo largo de 18 de Julio y 48 equipos de última generación para asegurarse la buena calidad del sonido.
Además, la empresa de iluminación de Alejandro Ottonello también participó en la organización de este acto. En esa oportunidad se instalaron otros 160 focos de 1.000 watts de potencia cada uno. Además de 24 equipos más formados por cuatro lámparas de 650 watts de potencia. Al no existir datos oficiales las cifra que se manejó, de forma extraoficial, fue de US$ 60.000 entre el alquiler de sonido, luces y el personal que se utilizó para el armado del escenario.
Se acabó el misterio…
Finalmente, la Presidencia de la República informó que el acto del 7 de marzo costó más del doble de las estimaciones extra oficiales: $ 2.885.600 oUS$ 120.200. (“El País”, 18-04-2009)

En realidad la Presidencia fue obligada a dar la información que se había negado a dar por más de un mes, por intermedio de un recurso de habeas data, presentado por el dirigente colorado Ope Pasquet (Vamos Uruguay), reclamando los detalles del dinero invertido en el acto, según lo que dispone la ley 18.381 que habilita a cualquier ciudadano a requerir información sobre los gastos de dependencias u oficinas públicas.
En la documentación enviada a Pasquet -que incluye una resolución firmada por el secretario de la Presidencia, Miguel Ángel Toma, en la cual se reconoce el derecho del dirigente colorado a recibir la información- se realiza un racconto de todos los actos y consejos de ministros en el interior del país realizados por Vázquez desde el inicio de su administración.
En relación al último evento, la Presidencia detalló todos los gastos:
estrado e iluminación ($ 489.000);
transmisión satelital ($ 402.000);
sonido y amplificación ($ 504.000);
iluminación para televisión ($ 622.000);
derechos de autor ($ 24.300);
gigantografías y sillas del estrado ($ 299.000);
sillas para platea ($ 23.000);
revestimiento de atril presidencial ($ 42.000);
las banderas uruguayas ($ 35.000);
stream de radio ($ 3.600);
traducción en lenguaje de señas ($ 1.940)
y balizas para estrado y torres ($ 9.760).
Además, hubo un total de $ 428.000 en gastos para difusión del evento en radios, diarios y semanarios. Los avisos en televisión no tuvieron costo, según el informe.
El Pais, 18-04-2009

¿Fin del capitalismo?

abril 18, 2009

Hay quien ha dicho que esta crisis mundial es al capitalismo lo que la caída del Muro fue para el socialismo real. No tanto, hay mucho de deseo en esos pronósticos.
Para empezar, hay que distinguir qué es capitalismo. Por lo menos desde la era moderna el mundo ha vivido mayoritariamente en esquemas de producción capitalistas. La URSS funcionaba sobre la base de la acumulación de capital. El diferencial estaba, primero, en quién poseía ese capital y luego (quizás lo más importante), en cómo se acumulaba. El progreso económico depende de la acumulación de capital; capital físico y capital humano. Para Marx la propiedad del primero debía ser de todos (o en puridad, de nadie) y el método científico de acumulación era la planificación (aunque los cam¬peones de este último invento fueron sus seguidores).
Para las corrientes liberales, la norma en materia de acumulación debe ser la propiedad privada y el mejor método para hacerlo, los mecanismos de mercado. Obviamente que hay muchos matices en las dos corrientes de pensamiento y aún cabe una tercera, originada en John Stuart Mill, quien sostuvo que la única manera inteligente de producir era a través de la iniciativa privada operando en el mercado, pero que ese sistema no debía aplicarse a la distribución de lo producido.
Pero, volvamos al tema central: lo que patinó – y feo – no fue el capitalismo, sino el mercado. ¿Fue una falla o el desenlace esperado de un sistema inherentemente malo? Atrás de las teorías que defiendan el mercado hay posiciones filosóficas (…) pero el mercado no es un sistema, una fórmula química o matemática y mucho menos una receta para la prosperidad permanente. Tampoco es una ecuación cerrada, en equilibrio constante.
(El mercado) es el mejor mecanismo para producir, porque aprovecha mejor los recursos y desperdicia menos, a través de los precios, las ganancias y las pérdidas. Pero no es ni perfecto, ni indoloro. Así que, efectivamente, en las causas de esta mega crisis, hubo fallas del mercado. Que, en definitiva, no son otra cosa que manifestaciones de la imperfección del hombre. Pero no, como dicen quienes anuncian lo del título, el fracaso del mercado salvaje, dejado a su suerte, sin regulación. De hecho, el mercado financiero americano está mucho más regulado que la mayoría de sus actividades económicas.
Existieron fallas técnicas, fallas de conveniencia y, sí, fallas ideológicas. Como sucede desde que el mundo tiene nariz, la imaginación del ser humano está casi siempre un paso delante de las normas. La complejísima trama regulatoria de los mercados financieros fue “superada” por los operadores. Irónicamente, al reaccionar contra la crisis de créditos hipotecarios ocurrida en tiempos de Bush padre, con las empresas de ahorro y crédito, se crearon los paquetes financieros que, supuestamente, repartían los riesgos, cosa que terminó siendo una especie de aftosa financiera.
Hubo también fallas humanas de conveniencia, siendo la más notoria el accionar de las empresas calificadoras. Me sorprende que en medio de todas las reacciones furibundas contra los bancos, los ejecutivos, los gobiernos y demás, nadie esté pidiendo la cabeza de las calificadoras de riesgo.
Y, finalmente, hubo fallas basadas en razones ideológicas. Las hubo, especialmente en EEUU, que se pasaron de liberales. Un veterano banquero americano, Stephen Roach, no precisamente lo que podría llamarse un marxista-leninista, lo dice con meridiana claridad en una reciente nota que le hiciera el Financial Times: “El presente desbarajuste está hondamente arraigado en una visión ideológica de la regulación económica: el reciente camote en EEUU por el mercado libertario (no hay traducción exacta de: “market libertarianism”). Alan Greenspan, el sumo sacerdote de esta concepción, enmarcó la mayoría de las decisiones críticas de política de la Reserva Federal en el contexto de esa ideología….” las burbujas financieras no eran juzgadas como representando una peligrosa escalada de excesos especulativos, en vez, eran percibidas reiteradamente por Greenspan como manifestaciones del pujante sistema americano de libre empresa”….” Y la burbuja crediticia, junto con la burbuja de riesgo que generó, era mostrada como prueba del genio de la innovación financiera y la creatividad americanas. Los libertarios del mercado simplemente miraron para el otro lado mientras los EEUU se tambaleaban temerariamente de burbuja en burbuja”.
Cierto es, asimismo, que a todos los defectos subyació la codicia de millones de personas, responsables últimos de cuidar sus propios intereses, que se dejaron llevar, creyendo y queriendo creer que no había nada excepcional en la constante escalera de beneficios.
Pero tampoco el mercado desaparecerá. Va a cambiar, sí, en algunos aspectos y no todos ellos buenos, ya que probablemente veamos una “exuberancia irracional”, el decir de Greenspan, pero esta vez en materia regulatoria. Con los dedos quemados (hasta el codo en muchos casos) el mundo seguirá rodando. Y pasando por arriba a quienes se creen más vivos que su propensión a girar.
Tomado del artículo titulado “Fin del Capitalismo?” por Ignacio de Posadas. Publicado en “Voces del Frente“, 16-04-2009.
Más artículos de Ignacio de Posadas en “Petit de Posadas

Todo bajo control, excepto lo prohibido

abril 17, 2009

Este gobierno de izquierda ha hecho una gestión curiosa. Prohíbe el cigarrillo a un grado que casi ningún otro país lo ha hecho, prohíbe el aborto en contravención con su propio programa y olvidando la prédica de otras épocas. ¿Será por cuestiones de salud? ¿O será simplemente esa tendencia tan propia de los gobiernos de izquierda, socialistasy marxistas, de prohibirle cosas a la gente, incluso hasta de salir de su propio país?
Si es por cuestiones de salud, parece contradictorio que paralelamente promueva el boxeo, uno de los deportes menos saludables y cuyas consecuencias para quienes lo practican son, en la mayoría de los casos, muy dañinas.
Peor aún, el gobierno prohíbe el ingreso de medicamentos y de cualquier avance técnico que contribuya a mejor cuidar la salud de la gente. Durante un tiempo no autorizó el ingreso de la vacuna contra el virus del papiloma humano, causa mayor del cáncer de útero y que se aplica preventivamente a las jóvenes en la preadolescencia. La razón: era una vacuna muy cara y la gente de menos ingresos no podría adquirirla. Por esta vía se estaría aplicando la consigna “vacuna para todos o vacuna para nadie”.
Algo parecido pasa con la prohibición de ingresar los equipos técnicos para realizar tomografías por emisión de positrones (PET), uno de los avances más grandes que ha hecho la humanidad en cuanto a la ciencia médica en su lucha contra el cáncer. También parece que el motivo, o uno de los motivos, de esa decisión es evitar que sólo se beneficien los ricos y el sector privado.
Es increíble, ¿no? Castigan a los que ganan más obligándoles a pagar más, según dicen (aunque en realidad la más castigada es la clase media) y además no les permiten comprar lo que quieran con lo que sobra del fruto de su trabajo, luego de verter buena parte de ello para mantener a la burocracia.
Parecería que aflora una especie de resentimiento, de envidia, de venganza contra el que más o menos le va bien. Debe ser lo que suele llamarse “lucha de clases”.
Lo que es notorio es que todo este tipo de medidas, prohibiciones y restricciones, por un lado, y los beneficios que se dan a aquello que gusta o divierte, por otro, es una forma de privar a los ciudadanos del derecho a usar sus recursos en lo que quieran.
Disimulando ese derecho con más prohibiciones, se enmarca una política que le permite al Estado y a la burocracia tener cada vez más control de la vida de los ciudadanos.
Quizás sea ese la política oficial real: avanzar contra la autonomía y las libertades de los ciudadanos para dirigirlos, someterlos y controlarlos hasta conseguirlo totalmente.
Eso es lo que pasa y parecería qu la mayoría de los ciudadanos se dará cuenta de ello cuando ya sea tarde.
Tomado de la nota editorial titulada “Prohibir y controlar”. “Búsqueda”, 19-02-2009, pag. 2.