Archive for 21/05/08

PIT-CNT “sin ningún complejo”. Blancos “acomplejados”

mayo 21, 2008

La dirigencia del PIT-CNT habló con un grado de franqueza digno de elogio en el acto principal del 1º de Mayo. Plegados ya casi por completo al gobierno progresista, los discursos fueron claros: “vamos a hacer este acto sin ningún complejo (…) ni problema de identidad (…) somos una central de izquierda, somos una central progresista“.
Dejados los complejos de lado, los dirigentes del PIT-CNT hablaron sin eufemismos: “es clarísimo” que el retorno de los partidos tradicionales al gobierno “es nefasto para el país y para el pueblo“. “De lo que se trata entonces (…) es de construir una nueva hegemonía en contraposición al otrora bloque dominante“. Remantando, sin ambigüedades: “…luchar para que los partidos tradicionales no vuelvan al poder“.
En definitiva, el PIT-CNT se declaró expresamente parte del Frente Amplio y llamó a votar al progresismo en las elecciones del 2009. Decir la verdad siempre es bueno. El PIT-CNT siempre fue del Frente Amplio. Actuales gobernantes como Daniel Martínez, ministro de Industria y ex-presidente de ANCAP, Victor Rossi, ministro de Transporte, y Daysi Tourné, ministra del Interior, fueron dirigentes del PIT-CNT. Pero mientras que en el pasado el sindicalismo decía que era independiente (cuando no lo era), ahora llama las cosas por su nombre. Y me parece muy saludable que así sea.
Mentes confusas
Mientras tanto, en las cabezas de algunos dirigentes del Partido Nacional reina una espesa confusión. La Secretaría de Asuntos Sociales del Directorio del Partido Nacional se acaba de enterar que el PIT-CNT es del Frente Amplio y elevó al directorio nacionalista un proyecto de declaración en la que airadamente establece que “declarar descaradamente el apoyo a un partido político o sindicar a otros de enemigos de los trabajadores es inaceptable y atenta contra la propia unidad del movimiento sindical”. “El Pit-Cnt, como central única, tiene la obligación de velar por esta unidad, teniendo como objetivo incluir a los trabajadores de todos los partidos políticos, ya que los problemas de los trabajadores no tienen color político”.
El acto del 1º de Mayo parece haber perturbado a ciertos dirigentes del Partido Nacional, quienes buscan mimetizarse con el Frente Amplio para ganar las elecciones y, por lo tanto, encuentran “inaceptable” que el PIT-CNT no mantenga su neutralidad. Incluso concertaron una entrevista con la dirigencia del PIT-CNT para “limar las diferencias” y pedirles explicaciones, durante la cual parece que alguien de la delegación nacionalista preguntó “¿Por qué Danilo Astori es mejor que Larrañaga?
¿Son lo mismo?
¿Por qué Danilo Astori es mejor que Larrañaga?” preguntó un dirigente nacionalista en la reunión para “limar las diferencias” con el PIT-CNT. El sentido de la pregunta – que según fuentes periodísticas no recibió respuesta – parece obvio. Casi, casi se podría decir que la pregunta completa pudo haber sido: “¿Por qué Danilo Astori es mejor que Larrañaga, si piensan lo mismo?
El autor de la pregunta, ¿no sabe porqué Astori es mejor para el PIT-CNT?. Si no sabe por qué, entonces está defendiendo una opción que no es válida para nosotros. ¡La Secretaría de Asuntos Sociales del Directorio del Partido Nacional defiende la unidad sindical! ¡La misma unidad sindical que ha puesto de rodillas a la Intendencia Municipal de Montevideo! ¡La unidad sindical para la que sirve Danilo Astori desde hace décadas!
Los uruguayos que trabajamos estamos en contra de la unidad sindical. Los contribuyentes estamos en contra de las corporaciones infalibles y todopoderosas. No queremos partidos políticos al servicio del sindicalismo.
Queremos gobernantes que no terminen siendo esclavos y sirvientes de los sindicatos. Nuestros gobernantes deben aniquilar el poder corporativo en el estado, achicándolo y desarticulándolo. También deben defender el derecho al trabajo y la propiedad privada. El PIT-CNT y el gobierno del Frente Amplio trabajan para alcanzar todo lo contrario.
Reuniéndose con el PIT-CNT para “limar las diferencias” no parece un camino en la dirección correcta. Más bien todo lo contrario. Las diferencias entre los partidos políticos y los sindicatos deben ser absolutas e irreconciliables. Los sindicatos deben defender a sus afiliados, mientras que los partidos políticos deben gobernar para el bien del país.

Anuncios