Archive for 29 enero 2008

¡Que se quede!

enero 29, 2008

La maniobra reeleccionista del Frente Amplio huele a pachequismo y a república bananera. Es un atentado a la constitución que, al igual que en 1971, pone al presidente al margen de la ley. Sin embargo, si la reelección ya existiera…
…querríamos que el presidente Vázquez se tirara.
Estamos de acuerdo con el instituto de la reelección presidencial. Su gran valor radica en que el presidente tiene la oportunidad de plebiscitar su gestión, de enfrentar a la oposición – muchas veces demagógica – con la realidad de las obras gubernamentales. A su vez, la reelección obliga al presidente a buscarla, o en su defecto, a retirarse derrotado y humillado a su casa. Difícilmente vuelva cuatro años después a mandarse la parte de estadista.
Si la reelección del presidente Vázquez fuera legal, se plebiscitaría su gestión. Peleando por su reelección, Vázquez tendría que explicarle a la ciudadanía como le está yendo al buque insignia del “país productivo”: la aventura azucarera de Alur S.A.
También tendría que explicar porqué los uruguayos se siguen yendo por decenas de miles.
Tendría que explicar porqué se sigue permitiendo la sangría del Banco Hipotecario del Uruguay, y porqué destituyó a la directiva que él mismo había nombrado.
Tendría que explicar porqué el Uruguay no firmó un tratado de libre comercio con los Estados Unidos, si la iniciativa es apoyada por una mayoría abrumadora del país, incluídos él, el ministro de Economía, y la mayoría del oficialismo.
Tendría que explicar si haber dejado sin agua a la ciudad de Mercedes en pleno verano tiene relación con el triunfal “plebiscito del agua” que él y el Frente Amplio apoyaron fervientemente desde la oposición.
Tendría que explicar porqué los casinos perdieron 15 millones de dólares en cinco años, y si Astori, Arana y Muñoz van a ser ministros en su próximo gobierno.
Tendría que explicar si Rodolfo Nin Novoa va a ser nuevamente su compañero de fórmula.
Esas y tantísimas cosas más tendría que explicarle al país el presidente Vázquez, peleando por su reelección. Con esa facilidad de palabra que tiene. Con sus profundos conocimientos.

Anuncios

El FBI, Scotland Yard y la Sûreté palidecen ante impactante acción del INAU

enero 25, 2008


La explosiva primicia de “El Observador”, publicada el 18 de enero, indica que “en la primera quincena de enero los 25 inspectores del INAU visitaron centenares de locales comerciales y centros nocturnos de la costa uruguaya”, agregando que “en unos 50 casos encontraron a menores consumiendo alcohol, que había sido vendido por los comerciantes”, y “observaron una disminución de la edad de consumo de alcohol entre los adolescentes”.
“Chocolate por la noticia”, hubiera dicho el presidente Vázquez.
“Detectar: 1. tr. Descubrir la existencia de algo que no era patente”, dice el Diccionario Real Academia Española (22a. Ed.) El vocablo denota un trabajo detectivesco para descubrir algo que no se veía a simple vista. Esa parece haber sido la misión del INAU, ya que su presidente declaró a “El Observador” que el ente “Redistribuyó sus inspectores en los departamentos costeros –desde Colonia a Rocha– a fin de evitar que los comerciantes locales reconocieran a los funcionarios”.
Yo, o cualquier otro vecino del Parque Rodó, les podríamos mostrar a los detectives del INAU varios de esos “comercios infractores” acá en la vuelta nomás. Los vecinos del Parque Rodó, o de cualquier otro barrio de Montevideo, hace años que hemos detectado que muchos niños uruguayos toman alcohol, o consumen pasta base, o inhalan pegamento… Y todo ante la vista y prescindencia de los adultos en general y de las autoridades en particular.
Que la directora del Departamento de Espectáculos Públicos del INAU haya dicho que “nunca me había imaginado encontrar a un niño, que se supone está de vacaciones con su familia en una playa, tomando alcohol de esa forma; hay que hacer un fuerte llamado a la responsabilidad de los padres”, es una burla para los contribuyentes que le pagamos el sueldo.
En vez de andar veraneando por “los departamentos costeros”, los inspectores del INAU deberían cumplir de una vez la orden judicial de sacar a los niños que piden y viven en la calle, la cual sigue sin cumplirse.

Detrás de “un muro de yerba”

enero 23, 2008

Si prestamos atención al discurso nacional a través de las discusiones de nuestros líderes, entre ellos o con la sociedad, concluimos que los factores exógenos sobre los que tenemos poca o ninguna responsabilidad condicionan inevitablemente nuestra situación y son en definitiva culpables de nuestro estancamiento histórico.
Pero desde mi punto de vista, nuestro problema fundamental no es el valor del petróleo, el proteccionismo europeo o las desavenencias con socios del MERCOSUR. En realidad nuestro problema está en la incomprensión fundamental de nuestras elites nacionales sobre cuál es la verdadera fuente de riqueza en el mundo actual. No me refiero a las elites políticas exclusivamente, me refiero a las elites culturales, a los medios, a los universitarios. Nuestras elites son, o por lo menos actúan como, “cambiófobas”.
Nosotros los uruguayos, acabamos de salir de una crisis importante en 2002 y en realidad todo nuestro esfuerzo y sacrificio para salir de esa crisis en definitiva fue para preservar y volver a lo de antes… Nuestra vulnerabilidad frente a las crisis (o cambios de humor) de los vecinos no ha disminuido, nuestros socios comerciales son los mismos, el perfil de las inversiones que recibimos (y que buscamos) no ha cambiado, la emigración no ha bajado y quizás su perfil ha empeorado ya que se van personas de mayor formación. Mostramos coraje, espíritu de sacrificio y hasta cierta unidad para enfrentar las crisis pero nuestra estrategia es correr hacia atrás para volver a un modelo confortablemente conocido que es en realidad aquel del cual partimos hacia la propia crisis. Una actitud similar tuvimos como sociedad cuando salimos del período de gobierno de facto. La restauración democrática y la unidad de esos primeros momentos no sirvieron como base para una renovación social y económica ni para un recambio de liderazgos. Todo el esfuerzo se hizo en dirección a lo anterior. Las mismas instituciones y los mismos líderes retomaron el control de la sociedad uruguaya como si no hubiera otra opción que volver atrás y como si a esa altura el mundo no hubiera ya cambiado irreversiblemente.
El “cambiofobismo” no es un problema de partidos, es una actitud mayoritaria que atraviesa transversalmente la sociedad uruguaya. La verdadera división en nuestra sociedad es entre los que ven nuestro futuro en el horizonte mirando el resto del mundo y los que están atrincherados detrás de lo que yo llamo un “muro de yerba”. Detrás del muro de yerba existe un mundo fantástico en el cual no hace falta enseñar inglés, las horas de trabajo se pueden reducir sin necesidad de aumentar la productividad, Internet puede ser un monopolio caro y lento y podemos seguir financiando la formación de miles de abogados o médicos que luego tienen que ir a trabajar a España o a Chile. En este mundo fantástico habita una mayoría de nuestros líderes.
En el mundo, más allá del muro de yerba, estamos asistiendo a una nueva “geopolítica de la riqueza”. Los países se están dividiendo en algunos que van a ser fantásticamente prósperos por su economía creativa y otros que van a ser dependientes de los primeros, dedicados a producciones repetitivas de bajo valor agregado, extractivas o recreativas o de servicios de baja especialización.
Hoy en día la competencia crítica entre los países es la competencia por el talento más que por la inversión extranjera o incluso por los capitales. La experiencia internacional demuestra que las empresas y las inversiones siguen a y se radican donde están los talentos. Tenemos que hacer un mayor esfuerzo por atraer “empresas creativas” que son las que van a generar mayor riqueza, puestos de trabajo de mejor calidad y mayor difusión de conocimiento al medio. Tenemos que atraer centros gerenciales, laboratorios de investigación, estudios de diseño, productoras audiovisuales, equipos de desarrollo informático más que fábricas… Estamos teniendo éxito en atraer inversiones de armado y de fabricación y no hay nada malo con ello. Pero nuestro horizonte tiene que ser atraer otro tipo de inversiones y esas inversiones vendrán sólo si ofrecemos un adecuado capital humano, un adecuado flujo de talento de alta calidad.
La tecnología y el talento son móviles, quiere decir que tenemos oportunidad de cultivarlos o de traerlos a Uruguay, pero como son móviles (a diferencia del petróleo por ejemplo), también se nos pueden ir. Hoy en día no nos va muy bien.. Estamos “expulsando” del Uruguay a nuestros talentos, a la “clase creativa” como se la puede llamar. Veintidós mil compatriotas con una formación promedio superior a la del resto se fueron de Uruguay en el año 2007. Es decir que se están yendo los más educados y quizás los más emprendedores e innovadores. Al mismo tiempo que no encontramos como retener a estos jóvenes, estamos atrayendo jubilados extranjeros a vivir a Uruguay. Esto último lo festejamos porque vienen con sus jubilaciones a gastar acá. ¿Pero ese es el futuro del Uruguay? ¿Expulsar a nuestros jóvenes de mayor educación y atraer los jubilados extranjeros?.
Montevideo teóricamente es la ciudad ideal para atraer a la clase creativa regional. Por ejemplo para que los gerentes de las grandes multinacionales se instalen con sus equipos (y familias) en Montevideo. Para atraer productores audiovisuales, artistas, bandas de rock, pintores, científicos, investigadores, bufetes de abogados, estudios de arquitectos, estudios de ingeniería que trabajen para toda la región, este debería ser el talento que atraigamos al Uruguay. Montevideo, con su hermoso paisaje y dimensiones humanas sería ideal para atraer esta clase creativa regional o continental, pero sin embargo la hemos ido transformando en una ciudad sucia, insegura, culturalmente árida (con pocas excepciones como el Solís y su programación), con comunicaciones electrónicas caras y comunicaciones aéreas engorrosas, aún para viajar dentro de América Latina.
Nuestro sistema educativo no reconoce ni cultiva el talento. El talento permanece escondido “en bruto”, desperdiciado para los individuos y para la sociedad. Seguramente existen Bill Gates, Ralph Laurent y Mozarts en los asentamientos porque la capacidad intelectual, la sensibilidad artística y la creatividad se distribuyen entre todos los uruguayos por igual. Pero necesitamos un sistema educativo que cultive el talento, que no lo desperdicie porque cada talento individual que desperdiciamos es una red de talentos que no se crea y no se genera.
Hemos tenido, en mi opinión, algunas oportunidades perdidas en el pasado reciente de nuestro país que hubieran podido ayudar a encontrar un rumbo en esta revolución creativa. Una fue el Debate Nacional Educativo. Yo personalmente hubiera esperado que el Debate Nacional Educativo fuera una ocasión de unidad. Una ocasión en donde las muchas personas que estaban allí, representando muchísimos grupos y sectores, dejaran de lado momentáneamente todo aquello que históricamente los divide y demostraran a la sociedad uruguaya y a sus dirigentes, que podían unirse para apoyar una política educativa de la nación y no de partidos o corporaciones, unirse para apoyar la visión de un sistema educativo moderno, verdadero generador de oportunidades y plataforma para el desarrollo del país. En lugar de esto dejamos que el Debate Educativo fuera una ocasión de división, de enfrentamiento y de alejamiento.
Esa fue una oportunidad perdida, espero que en el futuro tengamos otras. No es posible pensar en un Uruguay nuevo sin una mínima concordia, sin una mínima unidad. Cuando nosotros pensamos en Irlanda, en España, cuando nosotros pensamos en Sudáfrica por ejemplo, son países que han tenido conflictos muchos tan o más largos y dolorosos que los nuestros, y sin embargo esos países han encontrado sus factores de unidad, han reconocido la necesidad imperiosa de lograr un consenso nacional para poder llevar adelante un esfuerzo compartido en busca de horizontes de prosperidad y oportunidad.
Extracto de Versión editada del discurso del Rector de la Universidad ORT, Dr. Jorge Grünberg, durante la ceremonia de graduación de la Facultad de Administración y Ciencias Sociales, la Facultad de Arquitectura, la Facultad de Comunicación y Diseño y la Facultad de Ingeniería. Teatro Solís, 23 de noviembre de 2007.

Zabalza en Punta

enero 9, 2008


“El Observador” de hoy salió con ironía en la tapa, al ilustrar una nota interior sobre masivas consultas a las emergencias por casos de gastroenterocolitis provocados por el intenso calor, con una foto del dirigente radical Jorge Zabalza veraneando en Punta del Este.

¿Año Nuevo?

enero 8, 2008

Siempre creemos que el frenesí de las fiestas, el estruendo de las bombas brasileras y las cañitas voladoras, la maratón gastronómica y los excesos alcohólicos, es una combinación mágica para dejar un año y lo pasado atrás y comenzar otro año nuevo. Pero luego de acallada la algarabía, nos damos cuenta que todo era una fantasía, un exceso de voluntarismo y buenos deseos, y que todo sigue igual.
El nuevo año despuntó con la cara vieja, hinchada y sin cuello de Korzeniak insistiendo con un tema igualmente viejo y gastado: la reelección de Vázquez. El proyecto propone la reelección del presidente y el vice en forma sucesiva, pero también incluye en una gran bolsa la eliminación de la segunda vuelta o balotaje, la inclusión del voto cruzado a nivel departamental y nacional, cambios en la integración del Tribunal de Cuentas y la Corte Electoral, la habilitación del voto consular, topes en los salarios de gobernantes y funcionarios, unificación de las elecciones nacionales y departamentales, baja la edad de votación de 18 a 16 años, y eliminación del financiamiento del Estado a las elecciones internas de los partidos. Como si todo esto no fuera suficiente, Korzeniak también propone crear la figura del plebiscito consultivo, para aprobar el aborto.
Siguiendo los pasos de Pacheco Areco, Korzeniak planteó que este proyecto sea sometido a votación junto con las elecciones de 2009, para que, en el caso de que Tabaré Vázquez acepte un segundo período de gobierno, pueda ser elegido directamente en esos comicios. O sea que, en caso de aprobarse esta reforma, el Frente Amplio concurriría a las elecciones de 2009 con dos candidatos, uno por el sistema vigente y Tabaré Vázquez por el sistema nuevo. Igual que en el caso de Bordaberry y Pacheco.
El proyecto de Korzeniak es en extremo práctico. Soluciona la falta de candidatos a la presidencia, perpetúa al Frente Amplio en el poder a pesar de su caída en las encuestas, y borra a la oposición de los escasos puestos de control que aún ocupa.