Archive for 31 octubre 2007

Halloween de terror

octubre 31, 2007


¡Festejen, uruguayos, festejen!

Anuncios

Reforma de la salud…otro impuestazo…sin anestesia

octubre 30, 2007


En su columna de “Búsqueda” de la semana pasada, Ignacio de Posadas describe el proyecto de reforma de la salud en términos concretos: “queda en pie el 5% de aporte patronal, pero luego algunos pagarán otro 6% (según cuánto ganan y si tienen cierto tipo de hijos), otros un 4.5% (con menos ingresos y menos hijos), otros 3% (menos impuestos, más hijos), todo ello si son trabajadores privados. Ahora, si son públicos (aunque irán a las mismas mutualistas) el régimen será diferente (3% con algunos hijos, 1.5% con algunos sí y otros no); como distinto también habrá de ser para algunos jubilados”.
“Pero no para ahí este maravilloso ejemplo de justicia distributiva “á la carte”, porque también se da otro trato a quienes tengan cónyuge o concubino, pero nada de pensar que en este caso el trato habrá de ser igual para todos. No señor: los aportes podrán comenzar en algún caso dentro de tres años, en otros dentro de cuatro y hasta cinco años”.
“Siguen otras sub-sub-clasificaciones, pero no quiero confundirlos”.
“Si cabe señalar que habrá otros tratos diferenciales, como para ciertos funcionarios de la administración central (por ejemplo: ministerios de Defensa y del Interior) o de entes autónomos (caso ANCAP), etc., etc.”
“Lo que sí se simplificó con todo esto es que ya no hace falta volver a preguntarle al gobierno cómo explica la coherencia entre recursos establecidos en la ley y futuros egresos. Simplemente no la hay. Los números darán cualquier cosa”.
“Pero no se podrá acusar al gobierno de imprevisibilidad. El inciso final del artículo 60 lo soluciona todo: ‘Autorízase al Poder Ejecutivo en acuerdo con el Ministerio de Economía y Finanzas (no es así, pero no importa) a atender las insuficiencias financieras del Fondo Nacional de Salud…’“.
“En la jerga tanguera, eso se llama La Cuenta del Otario”.
“O sea, la tuya y la mía, querido lector”.

Los Kirchner autorizarían a Botnia (veremos)

octubre 29, 2007


Pasadas las elecciones en Argentina, y habiendo el gobierno uruguayo acallado sus reclamos, vienen bolazos desde la vecina orilla dando a entender que la nueva monarca, Cristina I, autorizaría a Botnia a operar.
Los lectores pensaran que estamos pasados de rosca. Bueno, creemos que no. En nuestra opinión, el gobierno uruguayo claudicó hace mucho en la defensa del interés nacional frente a la prepotencia del kirchnerismo. La mansedumbre del gobierno progresista aumentó considerablemente al acercarse las elecciones en Argentina, posiblemente fruto de un acuerdo secreto por el cual si Uruguay no hacía olas con los puentes y los piqueteros, Argentina permitiría la operativa de Botnia sin mayores contratiempos.
Obviamente, los acuerdos secretos no se pueden probar. Pero si vemos que el único requisito pendiente por el que Botnia no puede operar es que todavía no terminó una ciclovía para que sus empleados puedan pedalear entre la pastera y la ciudad, nuestras sospechas de un acuerdo de ese tenor aumentan en grado sumo.
Poco antes que la presidenta electa reconociera publicamente su holgado triunfo anoche, el presidente Tabaré Vázquez la llamó desde Los Ángeles, donde se encuentra con Arnold Schwarzenegger, para felicitarla, confiaron a “El Observador” miembros de la delegación presidencial. Fue una charla “amistosa y cálida”, dijeron. Tal vez, en ese mismo momento, Cristina podría haber dado via libre a Botnia para operar.
Por eso en el Ministerio de Vivienda evalúan la posibilidad de otorgar un “permiso provisorio” a Botnia para que comience a producir “cuanto antes” dijeron a “El Observador” autoridades oficiales. Sucede que la Autorización Ambiental de Operaciones, el permiso final para entrar en funciones, ya no depende de cuestiones ambientales o de seguridad. Solo resta que Botnia termine la ciclovía para que los trabajadores se trasladen de Fray Bentos a la fábrica con seguridad y la segunda toma de agua del río Uruguay que le exige OSE.
Por eso, y porque ya ganó Cristina Fernández, el “permiso provisorio” para Botnia estará en los primeros días de noviembre.

La dictadura de las mayorías

octubre 27, 2007
 

Desde Aristóteles, la esencia de la democracia es la libertad. Toda la tradición constitucional de la sociedad abierta, desde la Carta Magna inglesa de 1215 en adelante, se basa en la limitación al poder. Sin embargo, hoy observamos que en no pocos lares en nombre de la democracia se aplican procedimientos abiertamente antidemocráticos y en nombre del constitucionalismo se promulgan esperpentos que abren las compuertas al totalitarismo, escribe Alberto Benegas Lynch (h) en su columna “La democracia como ruleta rusa“, en “El Observador” del 27 de octubre.
Es muy relevante distinguir entre democracia y ruleta rusa o suicidio colectivo. En la democracia la minoría no abdica de sus derechos en favor de una mayoría circunstancial. Lo contrario sería admitir que el régimen de Hitler fue democrático porque asumió el poder con apoyo electoral. En esta misma línea argumental es por eso que el premio Nobel Friderich Hayek declara que “Debo sin reservas admitir que si por democracia se entiende dar vía libre a la ilimitada voluntad de la mayoría, en modo alguno estoy dispuesto a llamarme demócrata.”
¿Seriamente una persona responsable sometería la educación de sus hijos, su propiedad y su libertad a la mayoría? Si se decidiera por una mayoría numérica pasar a degüello a los pelirrojos ¿estos deberían someterse en nombre de la democracia o mas bien serían considerados unos irresponsables? Hoy aparecen gobiernos que atropellan los derechos mas elementales de las personas en nombre de la democracia. Esto más bien constituye una afrenta a las instituciones democráticas.
En última instancia, el tema de fondo en este análisis consiste en que lamentablemente mucha gente actúa como si estuviera ubicada en una inmensa platea pensando que los que están en el escenario deben resolverles los problemas. En verdad, todos estamos en el escenario y debemos contribuir con nuestro esfuerzo cotidiano a estudiar y difundir los principios sobre los que descansa un sociedad de hombres libres. No importa a que nos dediquemos, si a la jardinería, la agricultura, la economía, la abogacía o al teatro, todos estamos interesados en que nos respeten. Por tanto, un buen ejercicio es preguntarnos al fin de cada día en qué hemos contribuido para que nos respeten. Si la respuesta es nada, no hay derecho al pataleo.
Lo que no es admisible es que bajo el disfraz de la democracia se oculte el puñal del totalitarismo. No es admisible que, en nombre de la democracia, se liquide la división horizontal de poderes y el poder ejecutivo se arrogue la suma del poder público. No es admisible que el aparato estatal se inmiscuya en todos los vericuetos de la vida privada de las personas con marañas impositivas escandalosas, deudas gubernamentales impagables y gastos fiscales astronómicos que deben solventar los contribuyentes. No es admisible que los contralores republicanos se eliminen de un plumazo sin sufrir las consecuencias.
Y todo siempre empieza con manotazos disimulados para entrar en materia y anestesiar las conciencias de a poco, por eso es que Alexis de Tocqueville ha señalado que “Se olvida que en los detalles es dónde es más peligroso esclavizar a los hombres. Por mi parte, me inclinaría a creer que la libertad es menos necesaria en las grandes cosas que en las pequeñas, sin pensar que se puede asegurar la una sin poseer la otra.”

25-10-2007: Sólo Astori defendió IRPF ante dictamen de Ubiría

octubre 25, 2007

En un dictamen en el que aconsejó a la Suprema Corte de Justicia hacer lugar a la inconstitucionalidad reclamada en más de 200 expedientes en trámite, el Fiscal de Corte, Rafael Ubiría, opinó que la reforma del IRPF que afecta a las pasividades se inspiró en una “ficción tributaria” que afectó la “seguridad jurídica” consagrada en la Constitución.
“Si la Corte falla en el mismo sentido del fiscal de Corte… y bueno, el Parlamento tendrá que derogar los artículos cuestionados”, dijo en las últimas horas Tabaré Vázquez ante allegados, con tono distendido.
La reacción del presidente fue “sin sobresaltos” y “no siente que le vaya la vida en esto”, sostuvo un informante de “Búsqueda”.
Ayer miércoles, el ministro de Ganadería, José Mujica, se manifestó en la misma posición que Vázquez y dijo que se debe respetar lo que determine la Justicia.
“Totalmente desubicado”
En cambio, Astori – principal impulsor de la reforma tributaria – reaccionó con dureza y dijo ayer en una entrevista en el Canal 5 que el de Ubiría se trata de “un dictamen totalmente desubicado en su enfoque y en su contenido“.
Todo el informe es un informe sobre política tributaria. A tal punto que la inmensa mayoría del informe no habla sobre los pasivos: se refiere a todo el sistema. Y, por lo tanto, es un razonamiento aplicable a todo el IRPF y no sólo al computo de la pasividad como parte de los ingresos“, expresó.
El ministro también se refirió al tema en su audición semanal en radio Oriental e insistió en que se trata de “un dictamen político, de política tributaria, que no constituye el área de competencia del fiscal” y “para el que notoriamente no se encuentra capacitado“.

“El verdadero IRPF”

octubre 25, 2007


El directorio del Partido Nacional trabajará para establecer en 2010 un “verdadero Impuesto a la Renta” en caso de alcanzar el gobierno. Están dispuestos a cambiar su actual aplicación, pero algunos principios se mantendrían. “El Partido Nacional promoverá modificaciones sustanciales a la ley para asegurar la transición desde el IRPF a un verdadero Impuesto a la Renta”, señala el documento que aprobó por unanimidad el órgano de conducción partidario.
La instrumentación del IRPF figuraba en el programa de gobierno diseñado por los senadores Jorge Larrañaga (Alianza Nacional) y Francisco Gallinal (Correntada Wilsonista) en las elecciones internas de 2004. No estaba previsto en el programa del Herrerismo. Empero, eso ha cambiado, según dijo a “El País” el senador Luis Alberto Heber, secretario general de la agrupación y secretario del Directorio nacionalista.
El documento de los blancos señala que el camino para ese “verdadero Impuesto a la Renta” se alcanza de la siguiente manera: “Establecer una reducción programada de las tasas de IVA que acompañe la evolución de la recaudación por el Impuesto a la Renta; revisar las exoneraciones tributarias y de aportes patronales, evitando en lo inmediato situaciones no deseadas y estimulando a mediano y largo plazo la producción y la competitividad de bienes y servicios, sobre una base de racionalidad y equidad; incorporar un compromiso fiscal que asegure la reducción gradual de la presión tributaria actual y la formación de reservas que permitan sobrellevar los efectos de eventuales recesiones de la economía”.
Consenso impositivo
De esta manera parece confirmarse un extendido consenso impositivo entre el partido de gobierno que controla al menos el 51% del electorado, y el Partido Nacional que recibe alrededor del 30% de apoyo. Resulta particularmente claro que el Sr. Larrañaga ve en el IRPF la gallina de los huevos de oro para futuros gobiernos, y que encuentra conveniente para sus intereses electorales que el costo político de su implementación recaiga pesadamente sobre el Frente Amplio.
El mismo costo político que desestimuló a los partidos tradicionales en llevar adelante las profundas e indispensables reformas estatales pospuestas desde 1985, proceso que culminó en la crisis económica de 2002 y en la hecatombe de 2004.
Continuismo
Desde esta perspectiva, el sorprendente consenso impositivo entre fuerzas políticas que representan a más del 80% del electorado resulta comprensible. Ni el Frente Amplio ni el Partido Nacional pretenden llevar adelante las profundas e indispensables reformas estatales pospuestas desde 1985. Creen que podrán eludir el pesado costo político de despedir empleados públicos, bajar sueldos, cerrar oficinas y liquidar entes, implantando la solución impositiva final que cubra las futuras debacles económicas del estado uruguayo.
¿Quiénes van a pagar el abultado costo de la solución impositiva final? Los mismos que pagaron la cuenta del 2002. Las personas que han logrado salir a flote en una civilización – la uruguaya – largamente hundida como La Atlántida.

Avanza el partido único: atentan contra el mercado agropecuario

octubre 24, 2007


El Sr. Larrañaga, quien controla cómodamente el Partido Nacional, hace años que lleva adelante una estrategia de parecerse lo más posible al Frente Amplio, hasta confundirse, y así ganar votos que se han ido a la izquierda. En la campaña electoral de 2004 el Sr. Larrañaga desplegó al máximo esta estrategia, diciendo que apoyaba el impuesto a la renta de las personas físicas. Ahora que el IRPF se ha convertido en un boomerang, el Sr. Larrañanga dice que hay que derogarlo para luego crear un “verdadero” impuesto a la renta.
La nueva perla en la estrategia camaleónica del Sr. Larrañaga lo ha llevado nada menos que a colegislar con el Frente Amplio en materia agropecuaria. Es que, al igual que el Frente Amplio, el partido nacional del Sr. Larrañaga está muy preocupado por el despoblamiento que está sufriendo el campo uruguayo. Ayer el senador de Alianza Nacional, Heber Da Rosa, graficó con números el despoblamiento. Según informa “El Observador“, el senador mostró cifras del Instituto Nacional de Estadística, y dijo que mientras en 1985 el 12,6% de la población vivía en el campo, en 2004 la cantidad de población rural bajó a 8,2%.
El proyecto de ley original, que había sido aprobado por el Senado a principios de este año, fue redactado por los senadores blancos Jorge Larrañaga y Carlos Camy. Luego al pasar a Diputados recibió algunas modificaciones y fue el diputado nacionalista Rodrigo Goñi quien propuso el cambio en el artículo 35 de la ley de Colonización de 1948. Parece que algunos senadores izquierdistas pusieron reparos a varios de los cambios propuestos por los legisladores blancos, pero no pudieron hacer nada. “Si el Partido Nacional se corre a la izquierda, nosotros no podemos oponernos y decir que no por más que no estemos de acuerdo”, dijo un senador oficialista a El Observador.
En lo medular, el proyecto estipula que en toda venta de campos cuya extensión supere las 1.500 hectáreas, el Instituto Nacional de Colonización (INC) no sólo tendrá prioridad en la compra, sino que además podrá optar por adquirir hasta 20% de esos predios, teniendo el propietario que vender el restante 80% a otro comprador.
Atentado contra el mercado y la propiedad privada
El proyecto, que se aprobó a escondidas, recibió duras críticas de los gremios rurales, que entienden que esos cambios tienen carácter intervencionista, “distorsionan el mercado” y genera un innecesario “manoseo de la propiedad privada”. El presidente de la Federación Rural, Rodrigo Herrero, dijo a El Observador que el artículo que permite ese cambio es “terrorífico”, porque “interviene el mercado y lo distorsiona”. Según Herrero, un estanciero que quiera vender su campo y ofrezca por ejemplo unas 2.000 hectáreas, si el INC quiere comprarle 400 hectáreas luego deberá decirle a otro comprador que le puede vender sólo 1.600 hectáreas y que tendrá un grupo de productores colonos en el medio del terreno. Para Herrero eso es una distorsión inadmisible.
Idéntica opinión tiene el presidente de la Asociación Rural del Uruguay (ARU), Guzmán Tellechea, para quien esa norma puede frustrar negocios de compra venta. Según dijo Tellechea a El Observador, el artículo en cuestión “desvirtúa el espíritu de una ley de colonización” que por más que se hubiera hecho con un espíritu constructivo “desnaturaliza los negocios” que se hagan en materia rural.
Desamparo
El Partido Nacional fue siempre abanderado del liberalismo económico en el Uruguay. Su lucha contra el socialismo fue permanente durante muchas décadas. Pero parece que eso ya fue. Ahora, el sector mayoritario del nacionalismo, liderado por el Sr. Larrañanga, se ha mimetizado con el Frente Amplio en busca de restarle votos, transformando al Partido Nacional en una cáscara vacía, sin contenido. Mientras tanto, el Herrerismo, responsable de las extraordinarias reformas de los años 90 – de las que salieron y de las que fueron bombardeadas – parece que acompaña en silencio la estrategia del Sr. Larrañaga.
Los liberales estamos desamparados, y el partido único crece. ¿Quién va a levantar las banderas ultrajadas?

Si fuera por Arana, Botnia ya estaría funcionando

octubre 22, 2007
 

Si fuera por mí, la planta ya estaría funcionando, pero debemos ser rigurosos y esperar los informes, dijo Arana a “El Espectador” hoy. El problema es que acá Arana no decide. El que decide es Kirchner. Y Kirchner ya decidió que hasta después del domingo no se debe ni hablar de Botnia.
Arana también le dijo a “El Espectador” que “Nunca manejamos plazos o fechas…”. Exactamente lo contrario a lo que declaró el 3 de octubre también a “El Espectador”: En menos de un mes” Botnia obtendrá permiso final.
Arana, qué artista que sos!

El Club del Clan

octubre 22, 2007


Las nuevas camadas de militantes jóvenes del Frente Amplio emitieron una dura crítica a su fuerza política, a la que tildaron de “envejecida“, señalando que “no es concebible una organización política de izquierda sin la participación activa y con alta incidencia de los jóvenes”; de allí que plantearon insertarse y marcar su presencia en los ámbitos de dirección del FA como la Mesa Política y el Plenario Nacional.
Los diferentes sectores que integran la Comisión Nacional de Jóvenes del Frente Amplio dicen que el FA se ha convertido en una organización de “viejos, de clase media”.
También denunciaron que la militancia juvenil existente en filas de izquierda es fruto de vínculos familiares, de hijos que siguen los pasos de padres.
Y el cambio, ¿dónde está?
Durante décadas los partidos tradicionales fueron criticados y hasta ridiculizados por presentar características similares: predominancia de hombres e ideas viejos, y vinculación entre padres e hijos por tradiciones partidarias. El cataclismo electoral de octubre de 2004 fue consecuencia, en parte, de la obsolescencia de los partidos tradicionales nos dijeron los frentistas, y el coro de politólogos en su entorno.
Sin embargo, ahora los jóvenes izquierdistas dicen que su partido es igual a los partidos tradicionales. ¿Cómo puede ser esto? ¿Los dirigentes frentistas envejecieron de súbito, en los últimos dos años? ¿No era que el Frente Amplio era algo completamente distinto? ¿No era el Frente Amplio lo nuevo? ¿Dónde estaba la Comisión Nacional de Jóvenes del Frente Amplio en octubre de 2004? ¿Existía tal comisión hace dos años? ¿A quién votaron los jóvenes de la Comisión Nacional de Jóvenes del Frente Amplio en octubre de 2004?

Costa Rica se subió al tren que Uruguay dejó pasar

octubre 21, 2007


“Tal vez los ticos tomaron el último tren…” escribe Carlos Alberto Montaneren su columna del 18 de octubre publicada en el sitio en español del Cato Institute. “En Estados Unidos prácticamente se ha cerrado la breve etapa de generosa apertura comercial. Dos de cada tres republicanos —supuestamente el partido del free trade— se oponen al comercio libre internacional…”, agrega Montaner, lo cual podría significar una noticia aún peor que el rechazo del gobierno progresista al TLC con Estados Unidos.
“Los costarricenses, en fin, votaron sensatamente. Algo más del 50 por ciento apoyó la incorporación del país al tratado de libre comercio regional entre Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos. Un porcentaje ligeramente menor de electores votó en la otra dirección. De acuerdo con los análisis más solventes, ese acuerdo contribuirá con el aumento de medio punto anual al crecimiento del país. No es mucho, pero algo contribuirá a reducir la pobreza, que hoy ronda al 20 por ciento del censo nacional”.
“Por otra parte, Costa Rica deberá abrir su pequeño mercado en el terreno de las comunicaciones y los seguros, dos monopolios en poder del Estado. Eso tal vez será más importante que el tratado. Mejorará estos servicios, reducirá la factura que tendrán que pagar los usuarios, y le quitará al gobierno responsabilidades que no le competen. Y no se trata de una imposición arbitraria inventada por Washington con el objeto de saquear a los más débiles. Para formar parte de la Unión Europea las naciones tienen que abandonar los monopolios públicos y abrirse a la competencia. Tras experimentar durante el siglo XX con ruinosas empresas estatales, los europeos comprobaron que ese modelo de desarrollo conducía al atraso tecnológico, fomentaba el clientelismo y encarecía los servicios. Por eso desmantelaron el andamiaje y privatizaron los monstruos”.