Hasta la última gota (de sangre)


A las retenciones judiciales y los salarios vacacionales se les aplicará el Impuesto a las Renta de las Personas Físicas (IRPF), según informa hoy “El País“.
Entre esas retenciones es que se encuentran las pensiones alimenticias para mujeres o hijos de parejas separadas. Dichas partidas están excluidas del IRPF. Pero como efecto colateral y natural del nuevo impuesto, si el que presta la pensión alimenticia paga más IRPF de lo que aportaba por Impuesto a las Retribuciones Personales (IRP), será menor el dinero que llegue al destinatario de esa partida tras los descuentos.
Las personas que pagarán menos IRPF de lo que aportaban por IRP, aumentarán el monto de las pensiones que tienen ordenadas por la Justicia, la que en la enorme mayoría de los casos dispone que éstas sean un porcentaje del sueldo líquido del individuo.
Con relación al cálculo del salario vacacional, la normativa establece que los salarios vacacionales se calculan sobre el 100% del jornal líquido, por lo que se debe definir si ese 100% es antes o después de aplicado el IRPF.
Para el doctor Javier Sanguinetti, de la ATyR, “con las normas vigentes, se tiene que aplicar el IRPF a las partidas de retenciones judiciales y salarios vacacionales”. Sanguinetti explicó que el IRPF se aplica al sueldo nominal, por lo que las partidas de retenciones judiciales y salario vacacional están gravadas.
El IRPF y los reclamos
Son cientos los recursos de inconstitucionalidad contra el impuesto presentados por particulares y grupos de personas ante la Suprema Corte de Justicia
Las Organizaciones No Gubernamentales advirtieron que devolverían al Estado los convenios vigentes si debían tributar debido al nuevo impuesto, con lo que dejarían de funcionar programas que atienden graves problemas sociales. El gobierno aplazó 120 días la decisión, para estudiar caso por caso el trabajo que realiza cada ONG.
La Suprema Corte de Justicia decidió que reiterará el gasto de pago de sueldos de julio, que excluye del IRPF siete partidas que reciben los jueces y que fueron observadas por el Tribunal de Cuentas.
La ministra de Defensa, Azucena Berrutti reclamó y logró que la comida que reciben los militares en los cuarteles y los gastos de alojamiento fueran excluidos del IRPF.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: